Los taxistas celebran la marquesina del hospital

M. Lillo
-

La asociación asegura que «el proyecto es estéticamente impresionante» y agradece que el hospital haya cumplido con el compromiso adquirido en 2018

Los taxistas celebran la marquesina del hospital - Foto: Rueda Villaverde

Los taxistas de la capital celebran estos días la puesta ya en funcionamiento de la marquesina que se ha construido frente a la puerta de Consultas Externas de este complejo hospitalario. «Estamos muy contentos», aseguró a este diario el presidente de la Asociación Local del Taxi, Alberto Carrión, quien recordó que, «tras muchos años, se ha conseguido».
La creación de esta infraestructura era una demanda que venían haciendo los taxistas desde que se  abrió al público el Hospital General de Ciudad Real, allá por finales del año 2005. El punto de inflexión llegó cuando en mayo de 2018 los taxistas anunciaron que, con fecha de 1 de junio, iban a abandonar la parada del complejo hospitalario por la falta de una marquesina. Señalan las altas temperaturas que tenían que soportar los vehículos estacionados a pleno sol en verano y los consiguientes perjuicios que eso implicaba para los usuarios que era, además, pacientes del Hospital General.
Dicha advertencia no se llegó a cumplir por parte de los taxistas porque el hospital se comprometió a dar una solución a esa reivindicación y de ahí que iniciara el proceso para la construcción de esta marquesina, ya en funcionamiento. Por esta razón, Carrión comentó que al igual que en mayo de 2018 anunciaron su marcha por la ausencia de la marquesina, ahora, una vez ejecutada esta obra, querían reconocer la labor realizada por el Hospital General. «El un proyecto estéticamente impresionante y que guarda consonancia con el Hospital», afirmó el presidente de la Asociación Local del Taxi.
De este modo, se refirió a un proyecto que no se limitó a la construcción de una marquesina al uso, sino que se impulsó una infraestructura más ambiciosa que pretendía guardar la línea de sintonía con la estructura del Hospital General de Ciudad Real.
«Nos ha llevado dos años de negociación a la actual junta directiva de la asociación», recordó el presidente de la Asociación Local del Taxi, quien subrayó que después de  todo habían conseguido «ponerse de acuerdo» y sacar adelante una infraestructura que, aunque modesta en inversión en comparación con las grandes infraestructuras, era muy importante para este colectivo.
Los taxistas venían denunciado las dificultades que tenían que soportar al prestar este servicio soportando las altas temperaturas del periodo estival. No era pues, una cuestión menor, dado que en Ciudad Real desde el mes de junio se alcanzan temperaturas muy elevadas que rozan los 40 grados durante los meses más intensos, julio y agosto. De este modo, señalaban el perjuicio a los clientes y abogaban por una solución que ya ha llegado y de la que se congratulan.