Uno de los CDR detenidos confiesa que Torra les iba a ayudar

Agencias
-

El arrestado explica que el presidente estaba dispuesto a dejarles entrar en el Parlament para encerrarse en el interior durante la jornada del 1-O; además contaban con la colaboración indirecta de otros funcionarios para seguir con sus planes

Agentes de la Guardia Civil en un domicilio de los Comités de Defensa de la República (CDR) - Foto: Europa Press

Uno de los integrantes del Equipo de Respuesta Táctica de los Comités de Defensa de la República (CDR) detenidos el lunes se entrevistó con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, han apuntado fuentes de la investigación que han precisado que se desconoce el contenido de esa conversación.
Además de este contacto directo, otras fuentes del caso han indicado que uno de los detenidos, Jordi Ros, aseguró al juez que le habían dicho que Torra iba a facilitarles la entrada en el parlamento catalán para realizar un encierro el próximo 1 de octubre, cuando se cumplen dos años de la consulta independentista de 2017.
Esas fuentes han relatado que el detenido afirmó además que habían realizado contacto indirecto con responsables de la Generalitat para que se les facilitara la entrada en instituciones para la consecución de sus planes. Y han recalcado que estos contactos para lograr ayuda no fueron directos, sino que se realizaban a través de una tercera persona.
El plan, según ha publicado El Confidencial, era ocupar la sede parlamentaria durante cinco días y en ese plazo buscar que el propio Torra o el expresident fugado Carles Puigdemont declarara la independencia unilateral, como colofón a una escalada de violencia con ataques coordinados a infraestructuras básicas. "A mí me dicen que Torra lo sabía", asegura este digital que confesó uno de los CDR ante el juez. 
Las fuentes han afirmado que hay indicios de esos contactos y se está investigando lo declarado por Ros, que formaría parte del núcleo duro del grupo de detenidos, junto con Xavier Duch y Eduard Garzón, considerado el cabecilla, de acuerdo a los datos de la investigación.
Según las pesquisas citadas por el diario ABC, los arrestados habrían aportado la logística necesaria para un encuentro entre un miembro del Govern y un enlace de los antiguos gobernantes catalanes fugados, entre ellos Carles Puigdemont, una vez activado el artículo 155 de la Constitución. La reunión, según este diario, se produjo el año pasado en otoño.   
En el primer aniversario del referéndum ilegal del 1-O, Quim Torra llegó a dirigirse en público a los CDR: "Apretad, hacéis bien en apretar".