Examen para nota para el Vestas Alarcos

Manuel Espadas
-
Un tiempo muerto del Vestas Alarcos. - Foto: Rueda Villaverde

El equipo de Ciudad Real regresa al Quijote Arena mes y medio después para medirse al Torrelavega (18 horas), rival directo en la lucha por los puestos de play off

Mes y medio después, la División de Honor Plata Masculina regresa al Quijote Arena. Han sido seis semanas de sacrificada abstinencia para los aficionados del Vestas BM Alarcos, que se han tenido que conformar con el caramelo del amistoso contra el Puente Genil de Asobal y con seguir a través de la retransmisión por streaming y de los medios de comunicación la suerte que deparaba a su equipo en las pistas del Novás y de Aranda. Pero hoy regresan las emociones en vivo y a flor de piel al coliseo manchego, con un partido de esos que podrían decidir una temporada. Todo un examen para nota: Alarcos-Torrelavega.
Cara a cara, los dos equipos empatados a 20 puntos en la tercera plaza. Dos viejos conocidos que no es la primera vez que comparten objetivos en esta competición y que suelen solucionar sus enfrentamientos con partidos y resultados muy equilibrados; y el botón de muestra es el choque de la primera vuelta, que se resolvía por un ajustado 30-28.
Un marcador que jugadores y aficionados ciudadrealeños deberán tener a mano, puesto que si el principal objetivo de los locales es sumar dos puntos (que no sumaría su rival directo), la guinda al pastel sería ganar por tres o más goles, para así adjudicarse el ‘gol-average’ particular con los torrelaveguenses, lo que significaría un valioso as en la manga al final de la temporada regular.
Tras un inicio de año un tanto agridulce, con sendos empates en las pistas del Atlético Novás (24-24) y Villa de Aranda (22-22), el Vestas Alarcos se ha conjurado para volver a sumar puntos a pares y mejorar sus prestaciones ofensivas, un tanto difuminadas con estos dos últimos resultados, ‘extraños’ tras la exhibición goleadora con la que se despedía 2018 ante en poderoso Barça B (34-28).
Enfrente estará un adversario de mucho cuidado, con el ‘pichichi’ de la categoría, el extremo izquierdo José Carlos Hernández, y dirigido por el entrenador que el año pasado hizo campeón del Alcobendas, Álex Mozas.
dudas. Nadie se quiere perder este partidazo, ni siquiera los que han pasado esta semana con dolores y procesos gripales, como Sarió, Parker, Urain, Manu Díaz o Alises. También está recuperado ya el británico Josh da Silva.
La tarde promete en el Quijote Arena. Ha merecido la pena esperar.