El pistacho crece y suma ya 8.000 hectáreas

Ana Pobes
-
El pistacho crece y suma ya 8.000 hectáreas - Foto: /Fotos: Rueda Villaverde

La estabilidad de precios anima cada año a más agricultores a cultivar este fruto seco que lleva a que Ciudad Real sea la provincia con más superficie de la región

El pistacho está entrando con fuerza en la provincia de Ciudad Real y cada vez son más los agricultores que se animan a cultivar este fruto seco en sus tierras. Los datos hablan por sí solos, y en el último año la superficie cultivada ha aumentado un 60 por ciento pasando de 5.000 hectáreas a finales de 2017 a las 8.000 a fecha de 2018, es decir, 3.000 hectáreas más. De esas 8.000 hectáreas, 2.000 son de regadío y 6.000 corresponden a secano. 
Cifras aportadas por el centro agroambiental El Chaparrillo, ubicado en la provincia y «centro público por excelencia de Europa», y que demuestran que Ciudad Real acapara la mayor superficie cultivada de toda la región seguida de Toledo y Albacete con 6.000 y 5.000 hectáreas, respectivamente, y con Cuenca y Guadalajara en el último lugar con 3.000 y 300 hectáreas. En total, la región cuenta con 22.300 hectáreas de superficie cultivada de pistacho, lo que supone que «Castilla-La Mancha ha triplicado la superficie en lo que va de legislatura» como así lo señaló hace unos días el vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, durante una jornada de iniciación a este cultivo. 
José Francisco Couceiro es investigador del centro agroambiental El Chaparrillo y achaca este incremento de superficie a varios factores. Uno de ellos, explica en declaraciones a La Tribuna, es que «la burbuja del almendro trajo consigo mucha superficie y arrastró a que los agricultores optaran por el pistacho» pero también, continúa explicando, a que la gente está cada vez más informada. Fiel reflejo de ello es que desde El Chaparrillo cada año «salen formados casi un millar de agricultores» y eso, puntualiza, ha provocado que en los últimos 15 años, tiempo en el que se vienen impartiendo los cursos en el centro, «la gente tenga cada vez más confianza en este cultivo». Pero la estabilidad de precios es también otro factor clave que anima a los agricultores a apostar por este fruto seco con «diferencias abismales» con la almendra en relación al precio. «El pistacho tiene un precio mucho más estable que la almendra, que depende de la producción americana. Y las expectativas a medio y largo plazo son muchos más halagüeñas para el pistacho, pues el almendro se puede cultivar en más zonas del mundo», explica. En la actualidad, el precio pagado al agricultor es de 6 euros por kilo de producto convencional y 8 euros el ecológico, lo que demuestra «una gran rentabilidad por hectárea». 
La campaña 2017-2018 fue «algo más tardía» y finalizó entre finales de octubre y principios de noviembre. Así, a varios meses de haber dicho adiós a la última temporada, Couceiro recuerda que las lluvias de mayo tuvo una incidencia negativa en la producción del pistacho, pues «las precipitaciones torrenciales» registradas durante ese mes desencadenaron en brotes de septoriosis, una enfermedad fúngica que afecta a las hojas de los árboles del pistacho. «Se han dado las peores condiciones meteorológicas en 30 años», puntualiza, y eso ha provocado que la producción haya sido algo inferior con respecto al año anterior calificándose entre el sector, como ‘año off’, es decir, un año de «baja cosecha» con el registro de tan solo 1.500 toneladas a nivel nacional, lo que «supone muy poca producción». Aún así, continúa diciendo, esa producción se irá incrementando de forma «exponencial» en los próximos cinco años a causa de las hectáreas nuevas que «se van cultivando cada año constantemente», pues, por ejemplo, las hectáreas nuevas cultivadas el último año «entrarán en producción en seis o siete años». Destacar además que Castilla-La Mancha aglutina el 80 por ciento de la producción nacional. 

El pistacho crece y suma ya 8.000 hectáreas /Fotos: Rueda Villaverde
El pistacho crece y suma ya 8.000 hectáreas - Foto: /Fotos: Rueda Villaverde