scorecardresearch

El Caserío se mete en la fase de ascenso a lo grande

La Tribuna
-

El equipo de Santi Urdiales golea en Palma del Río (24-32) y se proclama subcampeón de grupo. Por su parte, el BM Bolaños se despide con una plácida victoria (38-30) contra Málaga Norte y termina quinto

Jugadores, técnicos, presidente y aficionados celebran la victoria en Palma del Río. - Foto: LT

El BM Caserío disputará su tercera fase de ascenso a la División de Honor Plata. El equipo de Ciudad Real tenía que ganar en Palma del Río en la última jornada para acabar subcampeón del Grupo F y lo conseguía, y además a lo grande, goleando en El Pandero 24-32, en un partido totalmente dominado por los hombres de Santi Urdiales.

Con este triunfo, el Caserío acaba la liga en la segunda plaza con 49 puntos, a tres del campeón Ikasa y con los mismos que el BM Pinto, pero con mejor 'gol-average' particular con los madrileños.

Ni la presión por lo que había en juego, ni el buen momento que atravesaba el rival, ni el intenso calor que hacía en el pabellón cordobés pudieron con la concentración y motivación de los jugadores manchegos, que al descanso ya habían encauzado el partido con un resultado de 13-17. En la segunda parte, control total de un Caserío que se gustó sobre la pista, pensando ya en la que será su tercera intentona de dar el salto de categoría.

Pablo Campanario (7 goles), Lumbreras (4), Raúl Blanco (4) y Leo Werner (4) fueron los más destacados en ataque del conjunto de Santi Urdiales.

A partir de ahora, a esperar rivales en esta fase de ascenso y, sobre todo, a saber si la Federación Española le concede por segundo año consecutivo la organización de una de las sedes. Se sabrá el martes, ya que este lunes es fiesta en Madrid.

 Feliz despedida del BM Bolaños

También goleó en su último partido liguero el BM Bolaños, que pasaba por encima del Málaga Norte en el Macarena Aguilar, al que superaba por 38-30 (19-17 al descanso). Los de Javier Máquez cierran la temporada con su cuarta victoria consecutiva y su sexta jornada sin perder, en la quinta plaza y con 42 puntos, que es la máxima puntuación de los berenguelos desde que militan en categoría nacional.

Los goles, al igual que los minutos, estuvieron muy repartidos, hasta el punto de que sólo dos jugadores locales se quedaron sin marcar, los dos porteros. Miguel Ángel Pérez, Javier Caraballo, Loren Calzado, Guillermo Alcázar y Candeleda acabaron con cuatro tantos en su haber.