scorecardresearch

El COVID empieza a dar un respiro tras las fiestas navideñas

R.Ch.
-

Sanidad notifica 400 contagios menos en la pasada semana en comparación con la anterior, aunque el riesgo sigue siendo muy alto tras anotarse más de 7.600 positivos en siete días

Ciudad Real rebaja el número de positivos por COVID-19 en la última semana. Sanidad notificó más de 7.600 positivos entre el 10 y el 16 de enero frente a los más de 8.000 anotados en los primeros días del año.

Ciudad Real capital es la que asume gran parte de esa evolución a la baja del COVID-19. Si la provincia registra 418 contagios menos en una semana, en la capital el número de contagios ha bajado en 284. Aunque siguen por encima del millar de infecciones a la semana, los datos de la Sanidad regional apuntan a una caída de la incidencia que queda en 3.200 contagios por 100.000 habitantes, 500 puntos menos que el anterior dato.

La curva también empieza a bajar en Puertollano. El recuento de positivos indica que tras los días de Reyes hay 41 positivos menos, aunque la incidencia aún sigue marcando un máximo en lo que va de pandemia: 2.847 contagios por 100.000 habitantes.

Las cuentas del coronavirus aún apuntan subidas en municipios como Tomelloso, Valdepeñas y Alcázar de San Juan, aunque el ritmo se frena en comparación a la evolución de la explosión de contagios que se registraba en los últimos días de 2021. 

A partir de ahí, descensos de la incidencia. Manzanares, Daimiel, Miguelturra y La Solana restaron casos de COVID-19 en la segunda semana del año, como también ocurrió en Bolaños de Calatrava, Villarrubia de los Ojos, Herencia, Pedro Muñoz, Moral de Calatrava, Almadén y Piedrabuena

Membrilla, por su parte, es el municipio de los 25 más poblados de la provincia donde más crece la incidencia, más de 1.000 puntos