La vendimia gala volverá a tirar de mano de obra provincial

R. Ch. / LT
-

La mayoría de los 450 desplazados desde Castilla-La Mancha a Francia para participar en las tareas de la recogida de la uva en el país vecino llegarán desde Ciudad Real y Albacete.

Trabajadores en la campaña de la vendimia - Foto: Pablo Lorente

Un salario mínimo interprofesional de crecimiento de 10,03 euros por hora o prestaciones familiares
que se generan por cotizar en Francia por 18 días de trabajo son algunos de los principales factores que provocan que cada año, miles de españoles hagan la maleta para participar en las tareas de la recogida de la uva en el país vecino, donde los primeros vendimiadores se desplazarán, según las previsiones que realiza el sindicato UGT, entre la última semana de agosto y la primera de septiembre, siendo los que vendimien en la zona sur, y la salida de la mayor parte se producirá a partir de la primera quincena de septiembre, extendiéndose hasta finales de octubre, dependiendo de las zonas. Permanecerán más allá de los Pirineos entre 20 y 25 días.
En total, desde UGT estiman que cruzarán la frontera unos 14.000 españoles para vendimiar, la mayoría andaluces, y entre los que habrá unos 450 castellano-manchegos. «La mayoría de los desplazados de la región son de Ciudad Real y también de Albacete», explican a La Tribuna fuentes de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT. Una tierra habituada a recibir mano de obra para la vendimia que se generaliza en septiembre que abre boca con la uva francesa, donde, pese a todo, se esperan este año menos trabajadores españoles. Según el sindicato, «por un lado, por el leve crecimiento de la economía en España y por otro la pérdida de uva en unas 2500 o 3000 explotaciones en las zonas de Burdeos, Las Landas y Pirineos Atlánticos, como consecuencia del pedrisco caído a finales del mes de mayo».
UGT-FICA, como en años anteriores, mantiene a disposición de los temporeros un teléfono gratuito (900 382 848), a través del cual se ofrece orientación socio-laboral, con el fin de informar sobre la duración y el mapa de las campañas, las condiciones laborales, los salarios exigibles y evitar el desplazamiento a Francia sin una contratación en origen. Aunque las plazas están totalmente cubiertas, sigue existiendo un fuerte interés por trabajar en las campañas exteriores y especialmente en la vendimia.

 

«Malas condiciones» en españa. En el sindicato explican que la vendimia francesa «no sólo es atractiva» por los aspectos económicos, sino que también lo es «por las malas condiciones que se están dando en el sector agrario, debido a los incumplimientos de los convenios colectivos, la no declaración de las jornadas reales, la proliferación de contratación a través de ETT, que suponen en la mayoría de los casos una merma en las condiciones de los trabajadores del sector agrario, etc». En Ciudad Real, el convenio que debe marcar el día a día de 8.500 personas que desarrollan su actividad en el campo se firmó en el pasado mes de noviembre por un periodo de tres años, aunque a día de hoy las fricciones entre sindicatos y la patronal Asaja se centran en el cobro del nuevo Salario Mínimo Interprofesional de 900 euros y que que entró en vigor a principios de año. La cuestión se encuentra judicializada tras la denuncia planteada por CCOO y UGT después de que tanto la mesa de negociación como la mediación se resolvieran sin acuerdo entre las partes.
 


Las más vistas