Irán dice que la captura del buque británico es por venganza

SPC
-

Teherán eleva la tensión con el Reino Unido, al que acusa de ser «complice» de las sanciones de EEUU, mientras Londres avisa de que la república ha optado por tomar un camino peligroso

Irán dice que la captura del buque británico es por venganza - Foto: HARVEY WILSON / MARINETRAFFIC.CO

Sin cerrar su batalla particular con Estados Unidos, Irán ha abierto una nueva guerra diplomática con el Reino Unido, que se agravó a raíz de la detención de un petrolero británico en el Estrecho de Ormuz  el pasado viernes. Un hecho que ayer las autoridades de Teherán justificaron como una «represalia» por una acción similar de las autoridades de Londres contra un naviero persa en Gibraltar y que fue calificado de «preocupante, ilegal y desestabilizador» por parte del Gobierno de Theresa May.
El buque con bandera británica Stena Impero, con 23 tripulantes, fue apresado por guardias revolucionarios iraníes, tras ser acusado de no respetar las normas de navegación después de colisionar con un pesquero de la zona y no responder a las advertencias.
Ante esta situación, el Reino Unido pidió a los barcos que porten su bandera que eviten navegar por dicho estrecho durante un «período provisional», con el fin de rebajar las tensiones en la zona.
Además, el ministro británico de Exteriores, Jeremy Hunt, informó de que había hablado con su colega iraní, Mohammad Javad Zarif, para expresar su «gran decepción» por lo acontecido y hacerle saber que los barcos de la nación europea serán «protegidos». Asimismo, convocó al encargado de negocios de la república islámica en Londres, Mohsen Omidzamani, como parte de los esfuerzos diplomáticos para defender sus intereses.
Hunt -aspirante conservador a suceder a la primera ministra, Theresa May, al frente del Ejecutivo la próxima semana- resaltó que Teherán ha elegido un «camino peligroso» con su comportamiento.
Por su lado, Zarif exigió a Londres dejar de ser «cómplice» de las sanciones de Estados Unidos contra Irán.
«El Reino Unido debe dejar de ser cómplice del terrorismo económico de Estados Unidos»,aseguró.
También hizo hincapié en que la república islámica garantiza la seguridad en el Golfo Pérsico y defiende las normas de navegación, algo que, a su juicio, no cumplió el petrolero apresado.
«A diferencia de la piratería en el estrecho de Gibraltar, nuestra acción en el Golfo Pérsico es defender las normas marítimas internacionales», subrayó, en clara alusión a la detención del persa Grace I hace unos días en el Peñón tras ser acusado de llevar crudo a Siria.
El secretario del poderoso Consejo de Discernimiento de Irán, Mohsen Rezaí, aseguró, entre tanto, que las autoridades no retrocederán a la hora de «tomar medidas de represalia», incluso contra «la reina» Isabel II de Inglaterra.
«No buscamos la guerra pero no retrocederemos ni un milímetro para tomar medidas de represalia, ya sea contra Sadam Husein, Donald Trump o la reina», indicó.
En la misma línea, el portavoz del Consejo de Guardianes, Abasali Kadjodaí, señaló que «la regla de la represalia es un concepto reconocido en el derecho internacional que se usa frente a las medidas ilegales de otro país».
Así, consideró que la captura del Stena Impero es «correcta y conforme al derecho internacional» para hacer frente a «una guerra económica ilegal y a la incautación de petroleros», en alusión a las sanciones estadounidenses contra la nación persa y a la detención del Grace I, que se prolongará, al menos, dos semanas más.