El PET-TAC móvil podría llegar dos veces al mes a Alcázar

Ana Pobes
-

De momento las pruebas diagnósticas se realizan en el Hospital La Mancha Centro una vez al mes. Desde su implantación en abril se ha atendido a 45 pacientes

El PET-TAC móvil podría llegar dos veces al mes a Alcázar

El Gobierno de Castilla-La Mancha dotó el pasado mes de abril al Hospital La Mancha Centro de un PET-TAC móvil con capacidad para absorber la demanda de esta técnica que se genere en el Área de Salud de Alcázar de San Juan, evitando así el desplazamiento de cerca de 300 pacientes al año al Hospital de Ciudad Real, como venía sucediendo hasta ahora. Las pruebas diagnósticas por imagen de Medicina Nuclear, claves para la detección y seguimiento de enfermedades oncológicas, comenzaron a realizarse en el centro sanitario alcazareño el pasado 15 de abril y desde entonces ya se ha atendido a unas 45 personas.
Para el jefe del servicio de Oncología de la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan, Rafael Morales, y para la doctora Sara Cerezo del mismo servicio, la implantación de la unidad móvil PEC-TAC ha tenido una «excelente» acogida tanto para los pacientes como para los médicos, pues «ya hemos tenido la oportunidad de ver en consulta a los primeros pacientes que se han realizado la prueba en nuestro centro, y están muy contentos», comentan al tiempo en que insisten en que para ellos «ha supuesto una ventaja muy importante el no tener que desplazarse a Ciudad Real». Y con ese objetivo, el Sescam, servicio dependiente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, estudia aumentar la frecuencia con la que la unidad móvil se desplace a Alcázar de San Juan y pretende que «en unos meses pueda venir dos veces al mes» en vez de una como sucede ahora. De esta forma, «se intentará que sean muy pocos los pacientes que tengan que desplazarse hasta Ciudad Real».
En declaraciones a La Tribuna, los profesionales sanitarios destacan algunas de las principales ventajas que lleva su implantación en la localidad. Entre ellas, la comodidad, ya que «se evita un desplazamiento al paciente oncológico, que muchas veces se encuentra frágil, y para el que la distancia es importante» pero también el hecho de que se realice en el hospital, en el medio que ellos conocen, pues de esta forma se evita el estrés que supone ir a otra ciudad y a un hospital que en la mayoría de los casos desconocen. Pero para Morales y Cerezo hay una tercera ventaja, y  que para los oncólogos es la más importante como es el hecho de  disponer de más recursos y no solo de los que hay en el Servicio de Medicina Nuclear de Ciudad Real.
El PEC-TAC se desplaza también a otros hospitales de la región. Comenzó a funcionar en 2017 en el hospital de Guadalajara y progresivamente se ha ido incorporando a la utilización de la unidad móvil el resto de los hospitales de Castilla-La Mancha.
La Tomografía por Emisión de Positrones (Positron Emission Tomography) es una exploración no invasiva de diagnóstico por imagen que es capaz de medir la actividad metabólica del cuerpo humano dentro del campo de la Medicina Nuclear y en su combinación con la TAC (Tomografía Axial Computerizada), proporcionan imágenes que señalan la ubicación anatómica de la actividad metabólica anormal dentro del cuerpo, proporcionando diagnósticos más precisos que las dos exploraciones realizadas por separado.