La Hermandad de San Cristóbal prohíbe la pirotecnia

Ana Pobes
-

La Hermandad de San Cristóbal de Viso se encuentra «muy dolida» después de que una vecina falleciera tras impactarle un cohete en la procesión del patrón del sábado

La Hermandad de San Cristóbal prohíbe la pirotecnia - Foto: Pablo Lorente

Familiares y amigos despidieron ayer entre lágrimas y lloros a Paquita Jirona Camacho de 56 años que perdió la vida este sábado tras  impactarle en el rostro un cohete mientras esperaba frente a la iglesia de la Asunción de Viso del Marqués la salida de la procesión de San Cristóbal. Los hechos, que  ocurrieron este sábado sobre las 20.30 horas, han conmocionado a este pequeño pueblo de algo más de 2.360 habitantes, que desde hace dos días vive con tristeza y estupor por el fallecimiento de su vecina. Desconsuelo que también se siente en la propia Hermandad de San Cristóbal, organizadora del evento, y cuyo presidente, Juan Ángel Morales,   asegura que la hermandad se encuentra «muy dolida y triste» por todo lo acaecido.      
En declaraciones a La Tribuna   y con el desconsuelo aún en sus palabras, Morales señaló que «se desconoce qué es lo que pudo fallar» para que uno de los proyectiles de la traca se desviara hacia el público, por lo que «será la Guardia Civil quien aclare lo ocurrido y diga lo que pasó». Y con ese objetivo, la Unidad de Policía Judicial de la Comandancia de Ciudad Real está investigando si se tenían todos los permisos y autorizaciones pertinentes para la manipulación y lanzamiento de artículos pirotécnicos. Los agentes de la Policía Judicial examinarán los restos del cohete pirotécnico y otros elementos de prueba recogidos en el lugar de los hechos para esclarecer lo ocurrido. Además, responsables de la Oficina de Intervención de Armas y Explosivos de la Comandancia de la Guardia Civil se sumarán a la investigación con el fin de clarificar las cosas en relación al material pirotécnico utilizado y qué causó el accidente mortal.
La Hermandad prevé reunirse en los próximos días para analizar lo ocurrido, aunque de momento «no estamos ni para pensar», manifiesta Morales quien lamenta la muerte de Paquita Jirona e insiste en que la directiva se reunirá en un futuro, «cuando podamos pensar mejor y Viso del Marqués retome la calma», algo esto último que en su opinión «será bastante difícil». Morales recuerda que «los cohetes se han tirado siempre en toda España» y que en la procesión de San Cristóbal se llevaba poco tiempo cumpliendo con esta tradición de piroctenia, «pues no era algo habitual en la hermandad». Pese a ello y desde el fatídico accidente ocurrido este sábado «no se volverá a lanzar». Decisión para que no hará falta que haya una reunión donde poder votar, pues «la prohibición del lanzamiento de cohetes estará totalmente prohibido en esta hermandad. Será una prioridad», argumenta con rotundidad Juan Ángel Morales, quien lleva en la Hermandad de San Cristóbal de Viso del Marqués desde su fundación en el año 2000, tiempo en el que nunca antes había pasado. En la actualidad, la Hermandad cuenta con unos 200 socios.  
El hombre que lanzó el cohete pirotécnico y provocó la muerte de la vecina de Viso del Marqués al inicio de la procesión de San Cristóbal ha sido imputado por un presunto delito de homicidio imprudente y fue puesto en libertad tras prestar declaración a la espera de que se celebre el juicio. El Juzgado  de Instrucción número uno de Valdepeñas ha abierto diligencias previas y el domingo por la mañana se le practicó la autopsia al cadáver. Fuentes del Instituto Armado recalcaron que «no hay dolo, ha sido un accidente y se están investigando las causas». En este sentido, el coronel jefe de la Guardia Civil de Castilla-La Mancha, José María Gil Armario, señaló ayer en Toledo en una rueda de prensa, y a preguntas de los periodistas, aclaró que  se trató de algo «totalmente accidental».
El Ayuntamiento de Viso del Marqués decretó dos días de luto y suspendió los actos oficiales en señal de respeto. El alcalde viseño, José Calzada, trasladó el pésame y cariño de la Corporación a los familiares y aseguró que de momento «es muy precipitado reunirse con la Hermandad de San Cristóbal para analizar lo ocurrido». «El pueblo sigue aún conmocionado y hay un sentimiento general de tristeza entre los vecinos», lamenta el regidor.
La mujer de 56 años falleció en el acto tras estallarle el artefacto en la cabeza de forma accidental minutos antes de la procesión en honor al santo, frente a la iglesia de la localidad. En el operativo participaron un médico de urgencias, quien no pudo hacer nada por salvar la vida de la víctima, así como efectivos de la Guardia Civil y Policía Local. La fallecida tenía dos hijos y había empezado a trabajar en el servicio de limpieza del Ayuntamiento.