AESA examina las condiciones para reabrir el aeropuerto

I. Ballestero
-

El Manual de Aeropuerto va a marcar el futuro de la instalación en cuestiones como qué aeronaves recibir, con qué sistemas operar y qué medidas de seguridad tiene

AESA examina las condiciones para reabrir el aeropuerto - Foto: Rueda Villaverde

El aeropuerto de Ciudad Real tiene desde hoy y hasta el jueves muchos exámenes que pasar. La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) hace parada esta semana en la instalación ciudadrealeña con el fin de verificar que cumple las condiciones para la reapertura de su actividad aérea. Diez años después de que la infraestructura atravesara por esta verificación por primera vez hay muchas cosas que comprobar, y quizá por ello algunos de los exámenes que se realizarán estos días tuvieron su antesala en la jornada de ayer, donde se podía ver actividad en diferentes partes de la instalación, tal y como pudo comprobar La Tribuna. La verificación no sólo marcará que el aeropuerto pueda o no reabrir su espacio aéreo para la llegada de aeronaves a partir del 12 de septiembre, tal y como marca la autorización expedida por Enaire, sino que es fundamental para definir cómo será el aeropuerto. Tres son los documentos que marcan las pautas en estas infraestructuras (Plan Director, Proyecto Constructivo y Manual de Aeropuerto) y de esos tres, AESA presumiblemente revisará, muy a fondo, los dos últimos.
El Plan Director del Aeropuerto se aprobó una década atrás por AENA, tal y como recordaron fuentes del anterior equipo directivo de la instalación, que apuntan a la posibilidad de que este documento «siga vigente» en la reapertura de la instalación. A partir de ahí, la inspección de AESA debe certificar que el Proyecto Constructivo que aprobó en su día la Dirección General de Aviación Civil se sigue cumpliendo y cumple con el Anexo 14 de OACI, o lo que es lo mismo, que no hay modificaciones sustanciales en el campo de vuelo. «Se trata de ver que se mantienen los balizamientos o las condiciones de seguridad que deben rodear a la pista, entre otras cuestiones».
El examen que va a marcar el futuro de la instalación es el del Manual de Aeropuerto, marcado ya por el Real Decreto 862/2009, que va a definir qué clase de infraestructura tendrá Ciudad Real a partir del 12 de septiembre. Diez años atrás, el Manual de Aeropuerto de Ciudad Real lo aprobó AESA, y la duda es saber si la nueva dirección de la infraestructura ha mantenido o no el que se presentó entonces, que orientaba la instalación hacia un aeropuerto con el Boeing 737 o el Airbus A320 como ‘aeronave tipo’ y la máxima categoría de radioayuda.
AESA examina las condiciones para reabrir el aeropuertoAESA examina las condiciones para reabrir el aeropuerto - Foto: Rueda VillaverdeEse documento incluye desde partes que pueden parecer básicas pero resultan fundamentales, como el organigrama del aeropuerto, hasta cuestiones de procedimiento como las medidas de seguridad, el control instrumental y la categoría del aeropuerto. Éstas son algunas de las más importantes.
organigrama
No es ni mucho menos una cuestión baladí. AESA no sólo va a pedir la relación de nombre que componen la estructura de la instalación sino que va a auditar sus currículums y su experiencia. Dentro del organigrama hay especial atención a algunas figuras clave, como la del director del aeropuerto, una persona con experiencia y formación aeronáutica que será el máximo responsable de todo lo que allí pase. En el actual aeropuerto esa figura recae en Juan León León. «Luego puede existir un director institucional que se encargue de otras cuestiones, pero el interés de AESA se centrará en esta figura, y se auditará su formación y su capacidad», aseguraron fuentes del anterior equipo directivo. En torno al director del aeropuerto orbitan otras figuras fundamentales cuya labor, en instalaciones de baja actividad como la que parece que se prepara para Ciudad Real, puede ser asumida por el propio León, que son el director de operaciones (que necesita también formación aeronáutica o experiencia), el director de seguridad y el responsable del sistema de gestión de seguridad operacional.
AESA examina las condiciones para reabrir el aeropuertoAESA examina las condiciones para reabrir el aeropuerto - Foto: Rueda Villaverdebomberos
Los camiones de bomberos, que fueron trasladados a Manzanares meses atrás para pasar la ITV, corrían ayer por la pista del aeropuerto de Ciudad Real. El servicio contra incendios lo marca la ‘aeronave tipo’ para la cual se certifica el aeropuerto, que es en sí uno de los techos que la instalación se marca para poder operar. En el caso de Ciudad Real, hace diez años se certificó para vuelos de compañía low cost, con aviones Boeing 737 o Airbus A320, y el equipo mínimo que se exigía era de dos camiones de bomberos y cinco bomberos por turno. En la actualidad el equipo es de categoría 5, según el documento de Enaire. Si el aeropuerto se certifica para aeronaves más pequeñas, los requisitos pueden ser menores.
combustible
AESA examina las condiciones para reabrir el aeropuertoAESA examina las condiciones para reabrir el aeropuerto - Foto: Rueda VillaverdeTambién en medidas de seguridad, el documento debe definir si el aeropuerto tendrá su parque de combustible operativo (lo construyó en su día British Petroleum) y si se mantendrá con personal propio, o si por el contrario el servicio se establece a demanda a través de proveedores externos que puedan surtir con cisternas a los aviones que aterricen.  
aeronaves inutilizadas
Un avión puede pinchar cuando aterriza. Es uno de los múltiples supuestos que se pueden dar y que van a requerir un procedimiento de actuación. El Manual de Aeropuerto debe recoge qué medios tienes para ello, tanto materiales como humanos, y la AESA probará su puesta en funcionamiento.
AESA examina las condiciones para reabrir el aeropuertoAESA examina las condiciones para reabrir el aeropuerto - Foto: Rueda Villaverdecontrol aéreo
Aquí se abre la caja de Pandora. En su momento, el aeropuerto contaba con controladores de AENA y estaba catalogado como la máxima categoría instrumental, la número 3 del Instrumental Landing System, la radioayuda que permite a los aviones aterrizar en condiciones de baja visibilidad, para que se pudiera operar en él en todas las condiciones posibles. Para la reapertura, los planes de la nueva dirección es contar con el Sistema AFI, que deja en las manos del piloto la maniobra de aterrizaje con apenas unos apuntes desde tierra. Aun así,  AESA pedirá que el equipo para el sistema AFI no sólo exista, sino que esté bien calibrado y que el personal que va a trabajar con el equipo está perfectamente cualificado para hacerlo. Además, AESA comprobará que los procedimientos (cómo se llega volando al aeropuerto) se siguen cumpliendo a través de las radioayudas (VOR e ILS). Hace diez años, una empresa redactó esos procedimientos basados en estas dos radioayudas. Si se mantienen, pueden servir aquellos procedimientos, cuyo mantenimiento recaída en AENA. Si no se mantienen, no sólo se revisarán los procedimientos, también el mantenimiento de las radioayudas y quién lo hace.
mantenimiento
AESA examina las condiciones para reabrir el aeropuertoAESA examina las condiciones para reabrir el aeropuerto - Foto: Rueda VillaverdeEl aeropuerto abrió en su día con tres contratos de mantenimiento: uno para el campo de vuelo (zona de pista), otro para balizamiento y sistema eléctrico, y otro de servicios generales. AESA va a examinar los dos primeros, viendo si existe el plan de mantenimiento para mantener las condiciones de seguridad en torno a la pista y si se pueden garantizar el balizamiento de la pista y el funcionamiento de la central eléctrica para que el aeropuerto, llegado el caso, no se quede sin luz hasta cerrar en condiciones de seguridad.
seguridad
En cuestiones de seguridad hay que diferenciar dos aspectos: security y safety. En el primero de los casos, en lo referido a la seguridad de las personas, el aeropuerto debe cumplir el Programa Nacional de Seguridad, que necesita convenios con el Ministerio del Interior para la presencia de Policía Nacional (seguridad ciudadana) y Guardia Civil (acceso a lado aire). Además, hay que contar con un servicio de seguridad en el aeropuerto y determinar los puntos de acceso al lado aire en todo el aeropuerto y con qué medios y procedimientos se van a contar. Son los controles de seguridad, donde debe haber presencia de Guardia Civil en caso de gran actividad. En cuanto a safety, AESA comprobará que hay redactado un Sistema de Gestión de Seguridad Operacional para actuar en caso de incidencias en el lado aire (desde accidentes hasta choques de vehículos) que permitan cuantificar e investigar, además de resolver y prevenir, esos incidentes.
servidumbres
AESA comprobará que no hay ningún obstáculo físico o repetidores electromagnéticos que puedan interferir bien en las maniobras (nuevos edificios) o bien en las radioayudas del aeropuerto (antenas).
meteorología
La Agencia Estatal de Meteorología tenía una estación de control en el aeropuerto y se encargaba de su mantenimiento. De mantenerse, AESA comprobará que se mantiene actualizada y calibrada. Si no, examinará a través de qué procedimiento se consiguen datar las condiciones meteorológicas.