Elisa Cendrero despierta la curiosidad de 10.000 visitantes

M. Sierra
-
Elisa Cendrero despierta la curiosidad de 10.000 visitantes - Foto: Rueda Villaverde

Lo hace en poco más de dos meses, en los que ha conseguido casi las mismas visitas que el Museo de La Merced en todo el año pasado, lo que confirma el interés de este museo tras 14 años cerrado

El Museo Elisa Cendrero reabrió sus puertas al público el pasado 24 de noviembre, hace apenas dos meses, tras 14 años de silencio obligado a causa de una reforma que no llegaba a su fin. Un tiempo que parece dispuesto a recuperar a pasos agigantados. Al menos de eso hablan las casi 10.000 visitas que ha recibido en poco más de dos meses,- 5.902 sólo entre noviembre y diciembre-. Cifra significativa si se compara con otros museos de la ciudad como el Convento de la Merced, que sumó algo más de 12.000 en todo el año 2018, y que confirman que la recuperación de este museo era «necesaria», como dijo en su día la alcaldesa, Pilar Zamora, para quien la nueva etapa era una prueba más de la vida cultural de la capital.
En parte, los buenos resultados del Elisa Cendrero se deben a la buena acogida que ha tenido este museo por parte de los visitantes que ha recibido Ciudad Real en los últimos meses del año. Pero también a la respuesta de los ciudadrealeños, que por el momento conforman el grueso de las visitas recibidas por este museo los primeros meses de su nueva etapa.
«Para los ciudadrealeños este museo tiene un valor sentimental, forman parte de sus recuerdos. Son muchos los que han venido con sus hijos interesados en ver como ha quedado el museo que conocieron cuando eran más jóvenes», subrayó el concejal de Cultura, José Luis Herrera, quien reconoce que todavía hay vecinos de la capital que llegan al museo por casualidad, «gente que no sabía que se había abierto hasta que ha pasado por la calle y ha aprovechado para pasar», explica el edil.
 De todos ellos, de los que llegaron por casualidad y de los que sabían dónde iban, Herrera, más que con el número de visitas se queda con las valoraciones que han realizado sobre una reforma que ha despertado la curiosidad de unos visitantes que «salen satisfechos».
Dividido en dos plantas, el nuevo museo Elisa Cendrero se distribuye por 1.500 metros cuadrados de superficie. Sorprende por su zona de exposición, dedicada a al pintor local afincado en Barcelona Carlos Vázquez, situada en la planta baja del edificio, pero sobre todo gusta por lo que ofrece en su primera planta, una casa de época que recrea un pedacito de la historia burguesa de aquel Ciudad Real en el que vivió su propietaria, en los albores del siglo XX. Una mujer adelantada a su tiempo, reconocida mecenas de la ciudad.
Un pedacito de la historia del Ciudad Real de los años veinte que en apenas unos meses «ha dado el empujón que necesitaban a los museos municipales», el Museo López-Villaseñor y el del Quijote, cuyas visitas «hemos multiplicado en los últimos cuatro años», como apuntó el edil responsable de Turismo. Unos datos que responden, «a la apuesta del Consistorio por llenar de vida los museos convirtiendo estos en el escenario adecuado para la presentación de libros o la entrega de premios». Una realidad que valoró especialmente la alcaldesa, Pilar Zamora a La Tribuna, a las puertas de que Ciudad Real acuda a defender su oferta turística en la Feria Internacional de Turismo, donde los museos, precisamente, forman parte de una de las 14 rutas que se publicitarán en la nueva página web de turismo que se presentará en Ifema este viernes.