scorecardresearch

CLM pedirá medidas "más rotundas" si no se doblega la 3ª ola

C.S.Rubio
-

El presidente regional, Emiliano García-Page apunta a Madrid, comunidad de la que Castilla-La Mancha acoge a más de !00.000 personas que "se han venido aquí en una especie de emigración sanitaria"

CLM pedirá medidas "más rotundas" si no se doblega la 3ª ola - Foto: David Esteban

Castilla-La Mancha está dispuesta a exigir «medidas más rotundas a nivel nacional» si no se logra controlar la llamada ‘tercera ola’ de contagios por Covid-19. Y es que, como advierte el presidente de la Junta, Emiliano García-Page, «hay que ponerle un tope, una fecha» a la situación que se está viviendo en estos momentos en España, «no se puede convertir en normal lo excepcional».

En este sentido, el presidente lo tiene claro: «confió en que los casos bajen de forma notable, si no habrá que tomar decisiones de carácter global».

Durante su intervención en un acto púbico en Toledo, García- Page ha sido muy crítico con los que «presumen» de no se restrictivos, citando sin citar a la  vecina Comunidad de Madrid. Como advierte, «no sirve de mucho» que Castilla-La Mancha adopte duras medidas anticovid, cuando «otros en España van presumiendo de ser menos restrictivos y, cuando se abra de nuevo la barrera, nos volvamos otra vez todos a complicar la vida». No hay que olvidar aquí que la región se ha visto obligada a limitar los movimientos entre municipios y a cerrar toda la hostelería y el comercio no esencial de más de 300 metros cuadrados, para contener el incremento de los contagios tras las navidades.

«Lo terminamos pagando el resto. Esto no es justo, ni razonable ni serio para un país que se precie de eso, de ser un país», critica García-Page.

Fuga Sanitaria. Además, y refiriéndose ya directamente a Madrid, García-Page denuncia que Castilla-La Mancha sufre con la comunidad vecina «el efecto de la sexta provincia».  «Hay más de 100.000 personas que se han venido a vivir a la región, en una especie de fuga sanitaria, de emigración sanitaria. Gente que se ha venido a vivir porque aquí tiene sanidad, educación, servicios sociales y atención sanitaria de otra manera», según explica.

Una situación que, afirma, no es exclusiva de Castilla-La Mancha. «Le está pasando al Levante, de ahí la cifras que tienen, y a Extremadura, que tiene 35.000 empadronados nuevos. Es evidente que la gente se mueve a sitios que le ofrecen más garantía, pero hace que las estadísticas engañen mucho».

Una afirmación que asienta en datos: Castilla-La Mancha se han emitido 1,2 millones de recetas a ciudadanos con tarjetas sanitarias de Madrid.  «Hablamos de una sexta provincia que vive en nuestra tierra, y no tengo ningún reproche que hacer, es un problema que hay que arreglar entre todos, pero no hay que ocultarlo», concluye el presidente regional.