La carrera espacial como ejemplo

Javier Tapiador
-
La carrera espacial como ejemplo - Foto: Pablo Lorente

Alberto Martos Rubio señala la cooperación internacional como camino en el área espacial y aboga por dejar atrás toda rivalidad por demostrar qué país es más poderoso

La carrera espacial no fue más que una carrera armamentística que buscaba demostrar quien era la potencia más grande entre la Unión Soviética y Estados Unidos, y  la llegada a la luna solo fue una forma de argumentar que los americanos estaban por encima de los europeos. Así lo aseguró ayer el exingeniero  Alberto Martos Rubio, en la  jornada de astronomía en el observatorio del INEI-UCLM, donde se abordaron diferentes temas, desde la carrera espacial hasta cómo puede servir a los más jóvenes el ejemplo que  dejó la Guerra Fría durante décadas.
La jornada contó con la participación de un nutrido público de todas las edades, desde adolescentes hasta los más adultos, para aprender  sobre todo lo relacionado con estas cuestiones, y  ponerse en contacto con los telescopios para observar diferetes objetos.
colaboración entre países. El antiguo ingeniero también declaró que la carrera espacial terminó hace tiempo y que debe abordarse desde la colaboración entre las diferentes potencias mundiales.
La jornada sirvió como reflexión  para transmitir el mensaje a favor de la colaboración, muy contrario al que se transmitió durante los años de la Guerra Fría por demostrar quién era la primera potencia a nivel mundial. «No somos tan listos», dijo.
En cuanto al papel de España en la carrera espacial, mencionó que tuvieron  bastante importancia las cuatro estaciones que había repartidas por el territorio nacional.