La caída de precio de pisos dispara la renta alquiler

I. Ballestero
-
La caída de precio de pisos dispara la renta alquiler - Foto: [PABLO LORENTE; Pablo Lorente]; Pablo Lorente

El 'boom' de los alquileres empieza a mostrar sus primeros síntomas en la provincia, donde ya es un 7 por ciento más rentable arrendar un inmueble que sacarlo al mercado para su venta

La particular situación del mercado inmobiliario en la provincia, un territorio de precios bajos y con un buen número de viviendas en stock, ha hecho que el ‘boom’ del alquiler tarde en llegar a la provincia, pero no ha evitado que empiece a mostrar sus primeros síntomas. La caída del precio medio detectado por los medidores del mercado inmobiliario ha situado a Ciudad Real como uno de los territorios del país con mayor rentabilidad en los alquileres, por encima incluso de Madrid, donde la escalada de precios empieza a parecerse con lo que fue en su día la burbuja inmobiliaria. De hecho, ahora mismo a un propietario ciudadrealeño le sale más a cuenta arrendar su vivienda que intentar venderla. Un 7 por ciento más.
El ecosistema de la provincia hace de ella un territorio particular dentro del mercado de la vivienda. Entre sus características, por ejemplo, está la lentitud con la que se va sumando a la recuperación, tanto con un crecimiento moderado en la firma de hipotecas como con una lenta reactivación en las nuevas construcciones, al tratarse de un territorio que cuenta aún con un elevado stock de vivienda. Esos factores hacen que caiga el precio de mercado de los inmuebles, que se derivan poco a poco hacia el mercado del alquiler, cuya rentabilidad está hoy muy por encima de la de las ventas. De hecho, Ciudad Real es, según el informe del mes de julio sobre el mercado inmobiliario de la sociedad de tasación Tinsa, una de las provincias en las que la brecha entre la rentabilidad del alquiler y de la venta es más elevada, hasta un 7 por ciento, sólo superada en la región por Toledo y marcando un registro más elevado, por ejemplo, que Madrid, donde el problema de la escalada de precios del alquiler ha abierto de par en par el debate sobre la posibilidad de regular mediante una ley su tope máximo.
No hay que ir muy lejos para encontrar la principal razón de la diferencia entre la rentabilidad del arrendamiento y la de la venta, ya que en el segundo trimestre del año, también según el estudio de Tinsa, el precio de venta de la vivienda cayó un 8,9 por ciento en la provincia, siendo Ciudad Real el territorio donde más se han devaluado los precios de mercado en el último año.
Hoy día, según estos dos estudios, un propietario de una vivienda que tenga que sacarla a la venta según los precios de mercado ganará un 7 por ciento más si la alquila durante todo el año que si logra completar su venta. El ‘boom’ comienza a hacer acto de presencia y sólo falta un elemento quizá para su confirmación: un repunte de la demanda.