Un vivero de talentos

Eduardo Gómez
-
Tres atletas, en un ejercicio con vallas. - Foto: Pablo Lorente

59 atletas sub 14 y sub 16 participan estos días en Ciudad Real en el XXIX Clínic de Perfeccionamiento Técnico de la Federación de Castilla-La Mancha

El Clínic de Perfeccionamiento Técnico organizado por la Federación de Atletismo de Castilla-La Mancha llega este año a su vigésimo novena edición, con la participación de 59 deportistas de categorías sub 14 y sub 16 y diez entrenadores y monitores. 
Durante estos días las pistas del polideportivo Juan Carlos I se convierten en el epicentro de la actividad de las jóvenes promesas del atletismo regional, que quedan divididos en grupos de trabajo según su especialidad: saltos, vallas, lanzamientos, velocidad y medio fondo-fondo.
Las ganas de seguir mejorando y el buen ambiente pueden a las altas temperaturas, si bien, desde la dirección se encargan de combinar la práctica puramente deportiva con otras actividades más lúdicas y recreativas. 
A lo largo de casi tres décadas han pasado por este clínic atletas de élite como Javier Bermejo, Javier Asensio, María José Pérez, Ana Lozano, José González o Irene Sánchez-Escribano, de los que aún se conservan sus registros, lo que permite compararlos con los alumnos actuales y estimar su proyección. A los atletas se les mide, se les pesa y se hace un estudio sobre sus posibilidades.
Olallo Fernández, director del clínic, entrenador y presidente de la Federación Territorial, explica que según los estudios y los datos que manejan, se puede vaticinar en un futuro cercano «años de muchos éxitos».
Los responsables de las distintas modalidades son especialistas en ese área y transmiten sus conocimientos y experiencia a los jóvenes atletas.
Un ejemplo de ello es Joval Montero, entrenador hispano-venezolano especialista en saltos  y afincado en Guadalajara desde hace un lustro y que, entre otros atletas, dirige a sus compatriotas Nediam Vargas y Andrea Purica, que acudirán al próximo Mundial de Qatar y que hicieron una visita a los alumnos el martes por la mañana. «Aquí hay un grupo de atletas muy talentosos. Estoy aprendiendo mucho de ellos y a la vez estoy intentando transmitir mis experiencias y conocimientos».
«El entrenamiento debe ser un proceso divertido. Yo fui atleta y luego me preparé académicamente para ser entrenador. Soy un científico del área, he realizado distintos estudios y se trata de eso, de combinar mi experiencia como atleta y mis conocimientos científicos. Estos atletas tienen muchas ganas de aprender, son curiosos y eso es algo muy positivo. Tienen un gran futuro y deben aprovechar estas oportunidades, que les permite perfeccionar su técnica y conocer a nuevos compañeros», asevera.
Los demás entrenadores son Macarena Pérez (vallas), Roxana Martínez (lanzamientos), José Antonio Saldaña (medio fondo-fondo) y Olallo Fernández (velocistas), que trabajan codo con codo con Fernando Belmonte, atleta en activo y monitor socio-cultural, Gerardo Mirón, Irene Fernández y Juan Gabriel Pérez Macías.
Todos ellos están al frente de un grupo de atletas que está dando las primeras alegrías con importantes resultados nacionales y que apunta muy alto.

Fotografía de familia de los participantes en este clínic. Pablo Lorente
Fotografía de familia de los participantes en este clínic. - Foto: Pablo Lorente
Un vivero de talentos Pablo Lorente
Un vivero de talentos - Foto: Pablo Lorente
Un vivero de talentos Pablo Lorente
Un vivero de talentos - Foto: Pablo Lorente