El fiscal del Tribunal de Cuentas pide a Villa 198.000 euros

J. A. J.
-

Esta cantidad habría sido presuntamente malversada por el que fuera director de la TV regional

Nacho Villa, exdirector general del ente público radiotelevisión de de Castilla-La Mancha.

La Fiscalía del Tribunal de Cuentas (TCu) del Estado reclama al exdirector general de Radiotelevisión de Castilla-La Mancha, Nacho Villa, y a varios directores financieros del ente durante su etapa, que devuelvan de manera solidaria unos 198.400 euros que considera como malversados.
Así se recoge en una demanda de reintegro por alcance suscrita por el teniente fiscal de este organismo contable, Luis Rueda, a la que ha tenido acceso este medio. Por una parte, se cuestiona una serie de gastos que suman 117.776,3 euros que Villa efectuó entre 2011 y 2015 con dos tarjetas Visa Oro, de las que disponía por su cargo. Según recoge el fiscal del TCu en su escrito, estos gastos carecen «de cualquier justificación, o de la justificación exigida por las normas aplicables en ese Ente Público, bien por no existir ningún documento asociado al gasto, bien por no haber sido aportado factura o documento justificativo equivalente, bien por no haber sido realizada la liquidación exigida, bien por tratarse de gastos personales,  bien por, tratándose de gastos en restaurantes,  no constar identidad de los comensales y su empresa».
A esto se suman 33 extracciones de efectivo en cajeros que Villa efectuó entre julio de 2013 y octubre de 2014 utilizando una de las Visa Oro, que suman otros 2.706,30  euros. «No consta el destino o aplicación que el demandante dio a esa cantidad», se subraya en la demanda.
78.000 euros para un periodista deportivo. Aparte, el fiscal denuncia una serie de retribuciones al periodista deportivo R.M.M.P, quien trabajó para la Radiotelevisión autonómica durante el mandato de Villa, y que sumaron 78.000 euros. El fiscal del TCu considera que este pago total «carece  de motivación y justificación, por hacer referencia a servicios previamente contratados, prestados y retribuidos según lo previsto en el contrato que los regía». El fiscal añade que «no hubo variación del objeto contractual que explicase la revisión retroactiva de las retribuciones pactadas», por lo que el pago de los 78.000 euros, aparte de lo que sí estaba debidamente contratado con el periodista, «supuso un perjuicio para los fondos de Radiotelevisión Castilla-La Mancha».
Junto con Villa deberán responder de la devolución de este dinero tres directores financieros del ente de su época, R.V.C., J.M.B., y L.V.R.,  ya que «omitieron realizar el control de los fondos dispuestos por el director general», remarca el fiscal.