La décima edición de Fenavin espera a más de 2.200 bodegas

HIlario L. Muñoz
-
La décima edición de Fenavin espera a más de 2.200 bodegas - Foto: RUEDA VILLAVERDE

El director de la feria explica que aún falta por saber la cifra exacta que acudirá en expositores agrupados pero la proyección muestra un crecimiento respecto a 2017

A falta de cerrar el dato definitivo de bodegas participantes en la décima edición de la Feria Nacional del Vino (Fenavin), las proyecciones de la entidad marcan que 2.224 bodegas se habrían inscrito en el periodo abierto desde junio del pasado año y hasta el pasado 29 de diciembre. El dato es una proyección basada en las bodegas que acuden en expositores agrupados, de algunas denominaciones de origen o diputaciones pero que suele tener un escaso margen de error, por ejemplo, en la última edición, la de 2017, fue de entre el 2 y del 3 por ciento. Con todo, la cifra muestra ya un crecimiento en el número de solicitudes para acudir a la feria que se tendrá que concretar en el mes de enero, cuando esas entidades que acuden agrupando a varias bodegas y cooperativas deben especificar a cuántas representan, después llegará el momento de decir quiénes participan y quiénes forman parte de la reserva para el mayor acontecimiento sobre vino español del mundo.
El director de Fenavin, Manuel Juliá, recordó que existen «tres maneras de estar» en la Feria Nacional del Vino: «de forma individual, en estand agrupado y en estand representativo». Por este motivo «aún no se pueden dar datos regionalizados», ya que el porcentaje de estands agrupados es de «en torno al 35 por ciento». Estos expositores tienen un plazo en el mes de enero para decir «cuántas bodegas van a estar». «Por ejemplo están el Instituto del Cava, la Junta de Extremadura, los Vinos de Valencia, la Diputación de Sevilla, el Gobierno Vasco u otras agrupaciones de expositores que sabemos que están apuntados, los que estuvieron pero no sabemos lo que van a tener».
«Hay un crecimiento respecto a las que hubo en 2017», recordó Juliá. En concreto para la novena edición fueron 1.802 bodegas y cooperativas las que participaron, 1.502 de forma presencial y 300 que estuvieron en la reserva. Para concretar el porcentaje de crecimiento será necesario esperar pero las proyecciones marcan más de un 20%. De todos modos, Juliá recordó que «no todas esas bodegas podrán estar en Fenavin y se tendrán que quedar en reserva». Sin concretar mucho la cifra de reserva se situaría entre las 400 y las 800, pero es un dato tomado con alfileres, dependiendo de lo que ocurra. «No caben ni debemos meter 2.200 bodegas porque, aunque cupieran, el ratio oferta/demanda de eficacia en la feria sería muy bajo y una de nuestras decisiones acertadas es mantener siempre un buen ratio entre cantidad y capacidad».
Más información en la edición impresa