Un joven en busca y captura se atrinchera en su casa y huye

A. Criado
-
Un joven en busca y captura se atrinchera en su casa y huye - Foto: CMM

Un hombre, condenado a más de 20 años de cárcel por varios delitos, se atrincheró este lunes en su casa de Daimiel tras una persecución policial. Agentes de la Guardia Civil y la Policía irrumpieron en la vivienda, pero el delincuente ya había huido

Un joven de 26 años de edad, condenado a 23 años de prisión por agredir sexualmente, maltratar y vejar a una menor de edad, se atrincheró este lunes en su casa de Daimiel, en el número 44 de la calle Ciudad Real, tras una persecución policial que se inició en la capital. Agentes de la Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local montaron un gran dispositivo policial en la zona, pero el delincuente acabó huyendo. Así lo confirmaron a este diario fuentes de la Policía Local, que recibieron el aviso de este suceso minutos antes de las siete de la tarde y participaron en el dispositivo cortando el tráfico en la zona afectada y desalojando a los vecinos y curiosos. Las mismas fuentes precisaron que el fugado, Francisco A.A., es un viejo conocido de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado y de la justicia y se encontraba en busca y captura. El dispositivo policial, tras varias horas de despliegue, se levantó en torno a las 21.30 horas. Según apuntaron desde la Policía Nacional, los agentes no llegaron a entrar en el inmueble para "no crear más alarma social y no poner en peligro al resto de vecinos de ese bloque de viviendas", descartando que este delincuente huyera por pasadizos y se hicieran disparos. Sí que tiró "tejas y piedras" desde el tejado a los agentes, "rompiendo una de las lunas de un coche policial". En la persecución también embistió con otros dos coches patrulla, aunque afortunadamente sólo hubo que lamentar daños materiales. Al tratarse de una persona "muy conocida", la Policía Nacional solicita la colaboración ciudadana para intentar detener a este joven lo antes posible. Hay que recordar que la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ciudad Real condenó a  Francisco A.A. a un total de 23 años de cárcel en mayo de 2018 al considerarlo responsable de dos delitos de agresión sexual por los que el tribunal le impuso la pena de nueve años por cada uno de ellos. Asimismo, también le consideró responsable de un delito contra la integridad moral por el que debe cumplir dos años de cárcel; uno de violencia habitual en el ámbito familiar, penado con otros dos años de prisión; y un cuarto delito de violencia de género por el que se le impuso la pena de un año más de cárcel; además de alejarse de la víctima e indemnizarla con 50.000 euros. Una condena que no llegó a cumplir al declararse en rebeldía.

Un joven en busca y captura se atrinchera en su casa y huye
Un joven en busca y captura se atrinchera en su casa y huye