El PSOE gana la Diputación con desplome 'popular'

R.Ch.
-
El PSOE gana la Diputación con desplome ‘popular’ - Foto: Tomás Fernández de Moya

Los socialistas mantienen su mayoría absoluta con los 15 escaños que tenían en la legislatura que llegó a su fin, y abren más brecha con un Partido Popular que pierde dos representantes y se queda en 10

El PSOE seguirá gobernando la Diputación de Ciudad Real los próximos cuatro años con mayoría absoluta tras los resultados cosechados ayer en las elecciones municipales celebradas en la provincia en las que mantuvieron sus 15 escaños, haciendo más grande la brecha que le separa del otro partido que consigue representación en la institución, el PP, que pasa de tener 12 concejales a 10.
Los socialistas suman su sexta victoria seguida en la corporación provincial , donde lleva gobernando desde 1999. Lo hará reforzado tras los resultados cosechados ayer en la provincia gracias, especialmente, a la distancia conseguida con el PP en las comarcas de Puertollano y de Alcázar de San Juan. Allí el PSOE rompe el empate de las últimas elecciones de 2015 y gana el tercer diputado en el partido judicial puertollanense y el cuarto en la zona de La Mancha, apoyado en los buenos resultados conseguidos en municipios como Tomelloso o Alcázar de San Juan. El resto de los partidos judiciales de la provincia, a excepción de Infantes, donde sólo se elige un diputado, que también ganó el PSOE, depararon un empate en el reparto de escaños en un año en el que la novedad era que la corporación que salió ayer de las urnas perdía peso:según se estipula en la Ley de Régimen Electoral General, el número de diputados provinciales se determina, al igual que el número de concejales, según el número de habitantes y como Ciudad Real baja de la barrera de los 500.000 habitantes, cae hasta los 25 miembros, dos menos de los que ha tenido en esta legislatura que toca a su fin. 
El partido judicial de Ciudad Real volvió a elegir a ocho diputados; Alcázar de San Juan, seis; Puertollano, cuatro; Daimiel, dos;y Villanueva de los Infantes se quedó con un representante, mientras que las comarcas de Valdepeñas y Manzanares perdían un representante para aportar dos diputados cada una a la nueva institución provincial.
Para conocer las mujeres y los hombres que ocuparán esos escaños aún habrá que esperar. El proceso, según explica la propia Diputación de Ciudad Real arranca una vez realizadas las elecciones locales y elegidos alcaldes y concejales que integran los distintos ayuntamientos de la provincia. Entonces, cada grupo debe elegir, en función del número de diputados que se les asignen por su número de votos en las distintas comarcas, qué concejales o alcaldes van a representar los intereses de la comarca en la Diputación. Por último, el presidente de la corporación es elegido de entre los diputados por mayoría en un pleno extraordinario.