Zamora alerta sobre el peligro del tripartito

HIlario L. Muñoz
-
Zamora alerta sobre el peligro del tripartito

La alcaldesa en funciones señala que «las urnas han hablado» y han pedido un Gobierno socialista y recuerda al PP y Cs que si quieren gobernar deben «sumar a la extrema derecha»

Entre gritos de «alcaldesa» salió la primera edil en funciones, Pilar Zamora, ante los suyos en la sede del PSOE. Salió con la emoción de valorar un buen resultado para los socialistas con 14.604 votos, 2.716 más de los que obtuvo en las pasadas municipales, aunque la nueva distribución del Pleno deja abierto todo de cara a la composición del Gobierno el próximo 16 de junio. Sobre este hecho quiso advertir desde ya, al señalar que «no se puede permitir ningún experimento» en la capital y menos con «un tripartito que traiga inestabilidad a Ciudad Real», apuntó con la clara intención de recordar que PP, Cs y Vox deben pactar.  Para Zamora el posible «experimento» hará que Ciudad Real vaya «para atrás» y apeló a la cordura de Cs «para que sigamos avanzando y progresando».
«Ciudad Real no quiere que gobierne la extrema derecha y estas cifras son muy importantes como para que nadie las desprecie», apuntó, con el recuerdo de que el PSOE ayer obtuvo «2.200 votos más que la segunda fuerza política». Se trata de unos resultados que «no se daban en Ciudad Real desde hace mucho tiempo», en concreto, desde el año 2003 cuando se lograron 15.209 votos en la capital. De hecho, el dato de este 2019 es el primer ascenso desde aquella fecha.
«Esto demuestra que la ciudadanía de la capital vuelve a confiar en el PSOE y ha confiado y valorado la gestión y el trabajo que se ha hecho estos cuatro años», apuntó la primera edil. Por este motivo, en una clara referencia a una de las frases de la candidata de Cs’, Eva María Masías, dijo que «las urnas tenían que hablar y han hablado» para recordar que «han dicho que Ciudad Real quiere que le gobierne el Partido Socialista Obrero Español». Para Zamora es el PSOE quien puede dar «estabilidad» a Ciudad Real frente a ese posible «tripartito». «Cuando la ciudadanía habla y lo hace tan claramente hay que respetar lo que los vecinos han votado», apuntó la alcaldesa quien dijo que los ciudadrealeños «no se merecen ningún movimiento extraño» y «ninguna unión de partidos que no sepan hacia dónde van». Por este motivo, pidió a Masías que se piense si quiere irse «a esa extrema derecha con Vox» porque «el PP solo con Vox no podría gobernar la ciudad» y Cs se tendrá que sumar a ese tripartito.
Por último pidió a los suyos que «nadie diga que esta es una victoria agridulce» es «dulce» aunque advirtió que muestra que «Ciudad Real quiere otra forma de gobernar, otra forma de hacer las cosas y así lo ha dicho en las urnas». En este sentido avanzó que «a partir de mañana es el momento de seguir adelante, de seguir haciendo ciudad y de seguir gobernando», para lo que será necesario «hablar».