El reciclado gris llega a los contenedores

Hilario L. Muñoz
-

El RSU inicia la sustitución de los contenedores verdes para evitar que la tonalidad unida al vidrio se use en una mala acción como es la no separación de residuos en el hogar

El reciclado gris llega a los contenedores - Foto: Tomás Fernández de Moya

El Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos tiene la intención de empezar a modificar los colores de los contenedores ante la llegada del nuevo depósito marrón y que estará destinado a la materia orgánica. La intención es sustituir los actuales contenedores verdes y que hasta ahora se han empleado para el llamado ‘resto’, para toda la basura que no ha sido separada por contenedores, y utilizar los de color gris, según informaron fuentes de RSU a La Tribuna de Ciudad Real.
En este sentido, desde la entidad se han comprado ya 400 contenedores de la nueva tonalidad para iniciar este cambio. De hecho, aproximadamente un centenar ya se han distribuido tanto en su forma individual, para las comunidades de vecinos, como en el formato de mayor tamaño y dirigido a varias viviendas. Se trata de cambios que han comenzado por la capital, donde está previsto que a partir del segundo semestre del año 2020 lleguen los primeros contenedores marrones dedicados en exclusiva a depositar alimentos, sin el resto de materia.
La intención, comentaron fuentes del Consorcio RSU, es «clarificar los colores de los contenedores». En este sentido se busca emplear la diferenciación ya tradicional y que implica que el amarillo se destine para los envases y el plástico; el azul se utilice para el papel y el cartón; y el verde se dedique, en exclusiva, para el reciclaje del vidrio. La intención es, por lo tanto, que se deje de asociar el verde con el hecho de no apoyar el cuidado del medio ambiente y de no separar la basura y se quede solo con la asociación de una buena acción como es el reciclado del cristal. De ahí que desde el Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos haya optado por la tonalidad gris y con el término ‘resto’ escrito en los nuevos contenedores para remarcar el uso que hay que dar a estos contenedores.
El objetivo es que estos depósitos lleguen a la provincia «poco a poco», sustituyendo aquellos que se vayan rompiendo y que al reemplazarlos dejen de ser verdes para convertirse en grises. No habrá por lo tanto una mayor campaña de compra de contenedores sino que se irá realizando poco a poco.  De este modo se irán adquiriendo contenedores en función de las necesidades para que cuando sea necesario se cambien como ya ha ocurrido con ese centenar que se han cambiado en la capital.