scorecardresearch

'Diablos, brujas y granujas' accesibles en Almagro

La Tribuna
-

El Festival de Almagro y la ONCE renuevan su convenio de colaboración para hacer posible este espectáculo

'Diablos, brujas y granujas’ accesibles en Almagro - Foto: Festival de Almagro

El director del Festival de Teatro Clásico de Almagro, Ignacio García; el director de promoción cultural de la ONCE, Ángel Luis Gómez y los actores de la compañía La Luciérnaga Esther Higueras y Jordi Sabaté han ofrecido esta mañana una rueda de prensa en el Palacio de Valdeparaiso para presentar la obra Diablos, brujas y granujas.

 

Ángel Luis Gómez ha explicado en qué consiste en la renovación del convenio de colaboración entre la ONCE y el Festival de Almagro. Gracias al mismo es posible incluir en la programación un espectáculo como Diablos, brujas y granujas que da respuesta a la diversidad y que está protagonizado por personas con discapacidad.

 

Por su parte, Higueras y Sabaté han hablado de la obra, versionada por Agustín González a partir de textos de Luis Vélez y Cervantes. El Teatro Municipal acoge esta obra el lunes 5 de julio a las 20.00 horas.

 

El Festival de Almagro, junto a la película Campeones, recibió en 2018 el Premio Reina Letizia de Cultura Inclusiva, destinado a distinguir a la creación artística que mejor logre representar los valores que acompañan y forman parte consustancial de la discapacidad.

 

Tanto este espectáculo como la función del 17 de julio de El príncipe constante incluyen un paseo táctil (Touch Tour) donde los espectadores podrán tocar, percibir y entrar en contacto directo con la puesta en escena. Asimismo, las personas con discapacidad visual pueden escuchar una voz en off que describe el contenido visual relevante de la obra de teatro.

 

Tras la rueda de prensa, Ignacio García y Ángel Luis Gómez han rubricado el convenio de colaboración.

 

5 de julio – Teatro municipal

Diablos, brujas y granujas
De_ Luis Vélez de Guevara y Miguel de Cervantes /Versión_ Agustín González

 

Don Cleofás, un hidalgo del Madrid del siglo XVII, es acusado de cometer estupro con una falsa doncella. Perseguido por la justicia escapa como un gato por los tejados hasta caer en el desván de un astrólogo. Al curiosear es sorprendido por la voz de Cojuelo, el doble diablo más famoso de la ciudad, que está preso por sus congéneres. Cojuelo incita con placeres y riquezas a Don Cleofás para ser liberado y éste accede a rescatarle. Juntos huyen de corchetes y diablos por caminos solitarios y ventas de poco postín, encontrándose con timadores y brujas. En su recorrido muestran las miserias humanas de la sociedad de una época, que bien podría ser la nuestra.