scorecardresearch

La vida dentro de la Comedia de las Maravillas

Hilario L. Muñoz
-

La Compañía Nacional de Teatro Clásico lleva al palacio de Juan Jedler una obra construida con los sainetes de Ramón de la Cruz, reconvertidas en una obra reflexiva sobre el mundo del teatro por Llüisa Cunillé

La vida dentro de la Comedia de las Maravillas - Foto: Rueda Villaverde

El propio arte es un personaje más a la hora de trabajar cualquier disciplina. No es raro ver en el cine, películas sobre cómo hacer cine, al igual que no es raro en literatura que el protagonista sea un escritor o la propia novela. En el teatro, esa dimensión de convertir el teatro en un personaje más resulta una metáfora de la vida, por lo instantáneo de la conversión, ya que frente a la literatura o el cine, el teatro es un hecho vivido, un elemento que no está sino que ocurre frente al espectador según se va construyendo. A este aspecto del teatro es al que apela 'La Comedia de las Maravillas', una obra escrita por Lluisa Cunillé, que toma elementos de muchos sainetes de Ramón de la Cruz, para que esa obra breve, de apenas unos minutos que permitía pasar de jornada y crear pausas en obras más principales, cobre fuerza y permita reflexionar sobre la importancia del teatro para hacer frente a la oscuridad y a los días grises.  Se podrá ver del 2 al 11 de julio, nueve pases en las noches de verano de Almagro. 

Se trata de una obra que iba a estrenarse el año pasado en el Festival de Almagro. La pandemia frenó las intenciones iniciales. Se pensaba en representar en el Palacio de Juan Jedler, Fúcares antiguamente, con un escenario cuadrado y en el centro, en el que los espectadores se conviertan en parte de una obra con 12 actores que representan 35 actores y un pianista, que lleva a ritmo de zarzuela las composiciones y la música de esta obra.  Las condiciones sanitarias hacían imposible ese tipo de interpretación y se estrenó en Madrid, la otra sede de la Compañía Nacional de Teatro Clásico. 

El director de la Compañía Lluis Homar, recordó esta mañana, en la presentación de la obra, que 'La Comedia de Las Maravillas' vuelve a los escenarios tras cinco meses de la mano de lo que han llamado la no tan joven compañía. Se trata de un grupo de actores que comparten el "entusiasmo" por el verso y que se han reunido para este espectáculo teatral.

La vida dentro de la Comedia de las MaravillasLa vida dentro de la Comedia de las Maravillas - Foto: Rueda Villaverde

Homar recordó que "De la Cruz no era bien visto por los entendidos", ya que hacía esas composiciones breves, pero en su verso y en sus obras logra crear un teatro que sirva de "reflejo de los espectadores", mostrando unos personajes con "alma" aunque tengan unas pocas líneas. Supone, explicó, una obra en la que los actores se interpretan a sí mismos y se ponen en situaciones similares a las que puede vivir cualquier persona. 

"Estos cinco meses que se ha dejado reposar la obra, desde la última representación, ha permitido que haya crecido", explicó el director adjunto Óscar Valsecchi. "No solo es retomar losino sumar cosas", algo que cree se conseguirá gracias al espacio en el que se representará y que fue para el que se pensó inicialmente. 

"Ramón de la Cruz nos hace un regalo al mostrarnos esa realidad del mundo del teatro", resumió la actriz María Besant, encargada de interpretar a dos hombres y una mujer en la obra. Tres personajes que afirman tienen un amplio mundo detrás,que se puede apreciar en sus palabras, su ropa y su actuación. A su lado, Miguel Ángel Amor, con tres personajes también en la obra, recordaba que esta obra es "una función muy viva y llena de color" que contrasta con el mundo gris del año del coronavirus. 

La vida dentro de la Comedia de las MaravillasLa vida dentro de la Comedia de las Maravillas - Foto: Rueda Villaverde

La vida dentro de la Comedia de las Maravillas
La vida dentro de la Comedia de las Maravillas - Foto: Rueda Villaverde