El Gasset abre las Escuelas de Verano

LT
-

Este centenario espacio verde de la capital acoge la primera de las escuelas municipales estivales con la inscripción de 85 niños

El Gasset abre las Escuelas de Verano

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, y el concejal de Educación, Nacho Sánchez, han visitado esta mañana la Escuela Municipal de Verano del Parque de Gasset, en la que durante esta última semana del mes de junio participan 85 escolares de Educación Primaria. «Hemos visto el contacto que tienen los niños con este parque centenario, tan bonito que tenemos en Ciudad Real y todas las actividades de convivencia y es un gusto verles participar», dijo la alcaldesa de la capital.
Además valoró la inclusión social que se realiza en estas escuelas. «Uno de los objetivos es que no haya niños que hagan cosas diferentes por su situación familiar o personal. Aquí lo niños son iguales, realizan las mismas actividades y habrá más de 80 niños becados para que disfruten de estas escuelas de verano», agregó. La mantadaria municipal reconoció que muchas veces «el verano es largo, y estas actividades vienen a hacerles más felices. Lo que he hablado con ellos, están encantados de participar. Los niños y niñas de Ciudad Real son prioritarios para este equipo de Gobierno, y estas actividades nos hace muy felices», aseguró.
Del mismo modo, la alcaldesa subrayó la respuesta que han tenido las actividades organizadas por las distintas concejalías del Ayuntamiento a lo largo del verano. «Es verdad que tenemos limitaciones por el personal, porque los niños han de estar bien atendidos, y que no se aburran, pero el balance es muy positivo, las cifras de participación son muy grandes, y es verdad que la gente se queda fuera, aunque nosotros lo que queremos es que año a año vaya a más».
Por su parte, el concejal de Educación destacó que el parque de Gasset es el mejor sitio donde los niños pueden disfrutar al aire libre y estar una semana de juego, de aprendizaje y de contacto con la naturaleza. Además recordó que hace años fue monitor de una escuela de verano «y es maravilloso tanto para los niños, como para los que trabajamos con los niños».
Del mismo modo, Sánchez destacó que esta actividad viene a cubrir una semana en la que los niños no tienen clase y los padres aún no tienen vacaciones, de manera que se trata de una forma en la que los más pequeños pueden disfrutar de la naturaleza y también del aprendizaje.