Ecologistas avisa de la incidencia del dióxido de azufre

D. R.
-

El informe 'La calidad del aire en el Estado español durante 2018' recoge que la Junta aún no ha puesto en marcha planes de acción contra los episodios de ozono.

Vista aérea de parte de Puertollano. - Foto: Rueda Villaverde

Ecologistas en Acción presentó ayer en Madrid su informe ‘La calidad del aire en el Estado español durante 2018’, en el cual Puertollano y su comarca ocupan un lugar destacado. No en vano, en el apartado destinado a Castilla-La Mancha se recoge que el cuadro general que presenta esta comunidad autónoma es el de dos zonas con una elevada contaminación: una situada al norte, caracterizada por contener una gran actividad industrial y un elevado número de kilómetros de carreteras y autovías con una gran intensidad de tráfico (y en cuyo interior existen importantes núcleos de población como Guadalajara, Toledo, Azuqueca de Henares y Talavera de la Reina), y otra al sur delimitada por el área industrial de Puertollano.
La contaminación emitida desde ambas zonas y desde la Comunidad de Madrid se extiende además por el resto del territorio en la forma de ozono troposférico, afectando a lugares alejados de estos focos de emisión, como por ejemplo las zonas rurales del interior, añade el documento, consultado por este diario.
En este sentido, se recoge que en Castilla-La Mancha los contaminantes que más incidencia presentaron en 2018 fueron el ozono troposférico, las partículas PM10 y PM2,5 y, en el caso concreto de la comarca de Puertollano, el dióxido de azufre (SO2). Por su parte, el ozono troposférico afectó a toda la región, con casi todas las estaciones registrando superaciones muy elevadas del valor octohorario recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). De hecho, dos tercios de las estaciones presentaron más de 75 superaciones. «Es decir, que si se les aplicara el mismo criterio establecido en la normativa para evaluar este contaminante (un máximo de 75 superaciones del objetivo legal en tres años), solo en 2018 la mayoría de las estaciones habrían sobrepasado todas las superaciones admisibles durante tres años».
En lo que respecta al más laxo valor objetivo establecido por la normativa, la mitad de las estaciones registraron unas superaciones promedio anuales mayores de las 25 permitidas, en el trienio 2016-2018: Argamasilla de Calatrava, Hinojosas de Calatrava, Mestanza, en el caso de la comarca. Y los peores registros tuvieron lugar en Mestanza, con 36 días de superación.
Por su parte, las estaciones de Argamasilla y las de la calle Ancha y el campo de fútbol de Puertollano sufrieron 40 superaciones del umbral de información a la población, en diversos episodios de alta contaminación, «frente a las que la Junta se limitó a difundir un aviso rutinario», según Ecologistas.
Por su parte, las partículas PM10 afectaron a todo el territorio castellano-manchego. En todas las estaciones se registraron superaciones de los valores medios anual o diario recomendados por la OMS. Y en la estación de la barriada de Fraternidad de Puertollano se rebasó el valor límite diario de 50 microgramos por metro cúbico (μg/m3) establecido por la normativa en más de los 35 días permitidos, «si bien la evaluación legal de dichas superaciones queda pendiente de los descuentos por aporte natural que realice la Administración, tras el procedimiento reglamentario».
En cuanto al dióxido de azufre, cuya procedencia es fundamentalmente la actividad industrial, afectó de manera significativa a la comarca de Puertollano. Las estaciones de Fraternidad, calle Ancha y Campo de Fútbol y la de Hinojosas de Calatrava registraron más de tres superaciones del valor medio diario recomendado por la OMS, aunque en niveles inferiores a los últimos años. El peor registro se alcanzó en la estación del campo de fútbol, con 31 superaciones. En dicha estación y en la de la calle Ancha se detectaron 12 superaciones del valor límite horario establecido por la normativa, sin alcanzar las 24 superaciones que se admiten como máximo, así como cuatro excesos del umbral de alerta.


Críticas a la junta. Ecologistas en Acción asegura que no se tiene conocimiento de la elaboración ni aprobación por el Gobierno regional de ningún plan de mejora de la calidad del aire referido a las superaciones de los valores objetivo legales de ozono en la zona de Puertollano, ni tampoco de ningún plan de acción a corto plazo para enfrentar los episodios de ozono en la comarca. Ecologistas afirma haber solicitado formalmente a la Junta en cuatro ocasiones la adopción urgente de estos planes en las zonas afectadas, «sin haber recibido respuesta hasta el momento».
«Los únicos planes disponibles hasta la fecha son los programas de reducción de partículas PM10 y SO2 en Puertollano, que a la vista de la situación en 2018 no han llegado a cumplir plenamente sus objetivos», añade Ecologistas.