Teherán y Londres se enfrentan por el 'Grace 1'

Agencias
-
Teherán y Londres se enfrentan por el 'Grace 1' - Foto: A.Carrasco Ragel

Gibraltar prorroga la detención del superpetrolero durante 14 días mientras que Irán exige la liberación inmediata y acusa a los británicos de seguir las órdenes de Estados Unidos

El secretario del poderoso Consejo de Discernimiento de Irán, Mohsen Rezaí, exigió hoy a las autoridades del país tomar medidas contra el Reino Unido por la detención en Gibraltar de su superpetrolero iraní, el Grace 1.
"Si el Reino Unido no libera el petrolero, las autoridades tienen la responsabilidad de tomar una medida similar y apoderarse de un petrolero británico", declaró Rezaí en un mensaje publicado en Twitter. "La revolución islámica, durante sus 40 años de historia, en ningún escándalo ha sido iniciadora de tensiones", pero nunca ha dudado en responder a los que quieran imponer su palabra a la fuerza, agregó Rezaí.
El Ministerio iraní de Exteriores convocó este jueves al embajador del Reino Unido en Teherán con relación a la detención de su perpetrolero, que transportaba crudo. Según la nota publicada en los medios locales, durante la reunión el responsable del Ministerio de Exteriores de Irán le ha dicho al embajador británico que, "según los datos disponibles, la detención de este petrolero se ha llevado a cabo a petición de EEUU". A continuación, el responsable iraní le ha pedido al embajador británico la "inmediata liberación" del superpetrolero y ha señalado que "la medida de la Armada del Reino Unido equivale a la piratería, ya que el petrolero navegaba en aguas internacionales". El Reino Unido "no tiene derecho a imponer sus sanciones unilaterales o las de la Unión Europea de modo extraterritorial a los otros países", le ha declarado al embajador británico. Asimismo, la parte iraní le ha hecho entrega de documentos sobre el petrolero y su carga para demostrar que el barco efectuaba una travesía "completamente legal".
Pese a todo, las autoridades de Gibraltar han decidido extender durante 14 días el periodo de detención del superpetrolero Grace 1, que fue interceptado ayer ante las sospechas de que transportaba crudo a una refinería de Siria sujeta a las sanciones de la Unión Europea contra el país. En un comunicado, el Gobierno de Gibraltar asegura que "todas las decisiones" que llevaron a interceptar el barco "se tomaron solo como resultado directo de que existían razones justificadas para creer que la embarcación estaba infringiendo las sanciones de la UE contra Siria", sin que el ejecutivo de la colonia británica recibiera "en ningún momento peticiones políticas de ningún Gobierno para actuar o dejar de actuar".