De Miguel no descarta investir a Sánchez "si cambia"

Agencias
-

La exportavoz regional de Cs justifica su abstención en la directiva nacional sobre un diálogo con el PSOE en su rechazo a la misma votación, al seguir los impedimentos a esta investidura

De Miguel no descarta investir a Sánchez "si cambia" - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El debate sobre la futura gobernabilidad de España ha terminado desestabilizando a Ciudadanos, donde varios dirigentes han presentado su renuncia en desacuerdo con la postura de su presidente, Albert Rivera, de impedir en el Congreso la reelección del socialista Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. Esta tensión se hizo evidente con la votación el pasado lunes en la ejecutiva nacional del partido naranja de una propuesta para tantear un diálogo con el PSOE en este asunto, rechazada al contar con sólo cuatro votos a favor frente a 20 en contra. Pero entre los partidarios y detractores de una entente Cs-PSOE para regir España hay una tercera vía, encarnada por tres abstenciones en la ejecutiva. Una de las abstencionistas fue la exportavoz regional del partido y actual responsable nacional de Molvilidad y Seguridad Vial, Orlena de Miguel, quien explicó que su abstención obedecía al rechazo a que se produjera la votación en sí, al mantenerse los motivos que llevan a Ciudadanos a rechazar la investidura de Sánchez. Sin embargo, añadía que un replanteamiento en el futuro de la postura de la formación sí podía darse, aunque esto dependía de si  Sánchez «cambia de criterio» sobre los aliados políticos de los que quiere rodearse.
En una breve conversación con este medio, la que fuera también diputada de Cs por Guadalajara se remitió a sus declaraciones recogidas en agencias sobre los motivos de su abstención. En un teletipo de la Agencia Europa Press, que recoge manifestaciones facilitadas a Cadena Ser, De Miguel explicaba que se abstuvo en la votación de la dirección nacional de Ciudadanos sobre la estrategia impulsada por  Rivera de no facilitar la investidura de Sánchez porque para ella «no era el momento de plantear dudas» sobre dicha estrategia.
«No quería que se hiciera esa votación, creía que no era el mejor momento porque es como decir que la responsabilidad la tiene Ciudadanos. La responsabilidad de formar gobierno la tiene Pedro Sánchez, que ha recibido el mandato del Rey y es el que tiene que tener las iniciativas», continuó.
De Miguel consideró que «de momento» su partido no tiene «otra estrategia posible» que la de impedir la investidura como presidente del Gobierno del socialista Pedro Sánchez, aunque ha apuntado que «si en algún momento» la situación actual cambiara «sería el momento de hablarlo». Se mostraba pesimista porque la coyuntura que critica Ciudadanos «no tiene pinta de ir a cambiar» ya que el PSOE, dijo, está «regalando ayuntamientos a los independentistas» y «haciendo pactos con Bildu y el PNV en Navarra en un momento tan delicado como este». Por ello, veía difícil un entendimiento para para investir a Sánchez pero sin cerrar la puerta del todo: «Si cambia de criterio ya veríamos, pero no parece que vaya a cambiar».


Respeto a los discrepantes.

En otras declaraciones que concedió a la Agencia Efe, De Miguel se pronunció sobre las dimisiones de algunos miembros de la Ejecutiva nacional partidarios de dialogar con el PSOE, como el eurodiputado Javier Nart o el portavoz económico de Cs en el Congreso, Toni Roldán. Afirmó que respeta las decisiones de quienes hasta hoy han sido compañeros de partido «si creen que las diferencias son insalvables».
Con todo, negó que en Ciudadanos «haya una revolución», sino que lo sucedido este lunes refleja que en el partido «hay democracia interna, todos pueden opinar y cuando se vota, se acata lo que ha decidido la mayoría».