El campo tiene la llave del empleo en más de media provincia

R. Ch.
-

Más de media provincia, hasta 55 municipios, tiene en el sector primario su actividad económica más destacada por número de afiliados, seguido del comercio, administración y actividades sanitarias

El campo tiene la llave del empleo en más de media provincia

Según la última Encuesta de Población Activa, el sector agrario mantenía en la provincia a más de 15.200 personas, a la espera de que el calor agite el mercado laboral del sector primario que llega a plena ebullición en septiembre, en la temporada alta de la campaña de la vendimia, cuando, año tras año, Ciudad Real marca las mejores cifras de caída del desempleo de toda España.
El campo se ha consolidado como una de las grandes puertas de entrada al mercado laboral en Ciudad Real, donde, de hecho, es la principal vía de acceso a un trabajo en más de la mitad de los municipios de la provincia. En concreto, según apunta el Ministerio de Empleo, que analiza pueblo a pueblo y ciudad a ciudad los principales indicadores laborales, desde contratos registrados, a afiliados y parados, hasta 55 localidades cerraron el pasado 2018 con la agricultura, la ganadería, la caza y servicios relacionados con el mismo como la actividad económica más destacada por número de afiliados a la Seguridad Social. Localidades de todas las comarcas de la provincia y que van desde Abenójar a Bolaños de Calatrava, Fuencaliente, Malagón, Villarrubia, Villanueva de los Infantes, Montiel, Ruidera, Brazatortas, Socuéllamos, La Solana o el tercer municipio en tamaño de población, Tomelloso, donde Trabajo eleva a casi 1.800 los afiliados a alguna actividad vinculada directamente con el sector primario.
Si se echa la vista atrás, el campo gana aún más presencia en las localidades de la provincia que analiza el llamado Boletín anual de mercado de trabajo municipal, esto es, en todas en las que se supera el centenar de afiliados. Así, el boletín publicado en 2018, con datos de 31 de diciembre de 2017, fijaba en 50 los municipios en los que la agricultura, la ganadería y la caza eran las actividades más representativas a la hora de recontar afiliados a la Seguridad Social. Ahora son cinco más los que encuentran en el campo su principal motor laboral en un mercado ciudadrealeño volcado en estas actividades. De hecho, el segundo bloque de actividades económicas con más afiliados es el del comercio al por menor con apenas cinco localidades que se destacan en la contratación de este sector, entre ellas, Puertollano y Valdepeñas.
El campo aumenta su peso como motor de generación de empleoEl campo aumenta su peso como motor de generación de empleo - Foto: RUEDA VILLAVERDEDesde el sindicato CCOO se apuntaba recientemente a uno de los principales problemas que arrastra el mercado laboral de la provincia: la baja cualificación de buena parte de su oferta y también de la demanda. La secretaria regional de Formación para el Empleo de CCOO CLM, Encarna Sánchez, señalaba que en Castilla-La Mancha, un 71,5% de las personas que están en desempleo tienen baja o muy baja cualificación.
En el caso de Ciudad Real un 73% de las personas demandantes de empleo tienen baja o muy baja cualificación, solo un 13% tiene una cualificación media (bachillerato o FP medio) y un 14% estudios superiores (FP superior o grado universitario).
Entre los ocupados, la situación  laboral en Castilla-La Mancha habla de un mercado laboral en el que hay más gente trabajando con un nivel de formación que tiene su tope en la primera etapa de educación Secundaria y similar que en educación Superior, cuando en el conjunto del país es al revés.
Para encontrar a la capital de la provincia dentro del listado de actividades económicas más empleadas en cada municipio hay que buscar en el mismo grupo de actividades que tenía hace un año, el vinculado a la administración pública, que dobla al siguiente grupo con más afiliados, el de las actividades sanitarias, segundo, por delante de el comercio al por menor, la educación y los servicios a edificios y actividades de jardinería.
El ladrillo, presa del pinchazo de la década pasada, apenas aparece como actividad económica relevante en Campo de Criptana, Argamasilla de Calatrava y Almodóvar del Campo. No en vano, el mapa de ocupación en la provincia traza también una realidad que viene definida por las peculiaridades puntuales de cada uno de los municipios que se han especializado en un grupo de actividades que les convierte en únicos en el ámbito ciudadrealeño. Así ocurre, por ejemplo, en Las Labores, único municipio de la geografía provincial donde la fabricación de bebidas, de la mano de la multinacional, Pernod Ricard, es la actividad empresarial que más empleo y afiliados genera, o como ocurre en Daimiel, también única localidad ciudadrealeña que debe la mayor parte de su empleo a la fabricación de maquinaria y equipo que sale de la planta de Vestas desde hace ya más de una década. Pozuelo de Calatrava con la fabricación de muebles; Herencia, con Tecnove como motor de empleo en la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques o la industria alimentaria en Luciana, Piedrabuena o Torralba de Calatrava son ejemplos del peso de una industria especializada en espacios concretos de Ciudad Real.