Animan a recuperar el Azafrán de La Mancha en la cocina

La Tribuna
-
Animan a recuperar el Azafrán de La Mancha en la cocina

Con el ánimo de reivindicar el azafrán como un producto ligado a las familias y a la tradición de la tierra, así como invitar a la gente a que vuelva a utilizarlo en la cocina, Fercam organizó una presentación del Azafrán de La Mancha

Con el ánimo de reivindicar el azafrán como un producto ligado a las familias y a la tradición de la tierra, así como invitar a la gente a que vuelva a utilizarlo en la cocina, Fercam organizó una presentación del Azafrán de La Mancha que contó con el aforo completo. El gerente de la Fundación del Consejo Regulador DOP Azafrán de La Mancha, Pedro Manuel Pérez, fue el encargado de explicar la historia y las características de este producto, y ofreció una serie de claves para distinguir el verdadero Azafrán de la Mancha. Comentó que a pesar de ser muy conocido, «paradójicamente es muy poco usado en la cocina hoy en día». «Y es que aunque las personas que suelen apuntarse a esta actividad poco a poco van conociendo el producto, la mayoría tiene el recuerdo de haberlo usado en casa tiempo atrás, pero ahora no lo utilizan», manifestó. «En los años 30 y 40 hubo una sustitución del azafrán por colorantes químicos que ha hecho que se vaya perdiendo su uso en la cocina, y debemos recuperarlo porque no sólo es un componente muy interesante para dar un sabor, un color y un aroma muy característicos a los platos, también tiene un componente terapéutico», apostilló Pérez. Aprender a diferenciar la miel adulterada de la pura y algunos trucos para identificar una buena miel son  algunos de los objetivos de las catas que se celebran estos días en Fercam 2019 con este producto tan característico de Castilla-La Mancha como protagonista. Una actividad impartida por Ana María Megías y que contó con un gran éxito de participación. La gerente de Miel y Polen El Abuelo Félix explicó que las personas que acuden a catas se sorprenden de los conocimientos adquiridos, «ya que vienen un poco confundidas acerca de lo que ellas piensan que es la miel pura». Precisamente, una de las misiones de Megías fue enseñar a diferenciar la miel pura de la adulterada, así como dar a conocer otros productos relacionados como la jalea real y el propóleo. Los participantes también descubrieron la morfología de las abejas y tuvieron la oportunidad de degustar hidromiel artesana.