Se vende la casa en la que nació Antonio López Torres

Ana Pobes
-

La vivienda tiene 750 metros cuadrados, da a tres calles y se encuentra en ruinas, lo que lleva al Consistorio a no optar a su compra al «no tener nada recuperable»

Se vende la casa en la que nació Antonio López Torres - Foto: Pablo Lorente

Los familiares del ilustre pintor tomellosero Antonio López Torres (1902-1987) han puesto a la venta la vivienda en la que nació el que fuera también Hijo Predilecto de su localidad natal por cerca de 500.000 euros. La vivienda de 750 metros cuadrados da a tres calles (calle Pintor Francisco Carretero, Doña Crisanta y La Parra) y se encuentra en ruinas, lo que ha llevado al Ayuntamiento de Tomelloso a no optar a su compra. Así lo comenta a La Tribuna el concejal en funciones de Cultura, Raúl Zatón, quien argumenta que «básicamente la casa no tiene nada para recuperar porque está prácticamente hundida» y adquirirla supondría invertir una «importante partida económica no solo para su venta, sino también en su restauración».  
De no tener el Museo Antonio López Torres, continúa explicando, el Ayuntamiento se hubiera planteado su compra pero «estando ya el museo con su exposición permanente no lo vemos necesario». «Es una casa grande y antigua pero tampoco tiene nada en particular que la haga especial, tan solo que es donde nació Antonio López. La casa no es recuperable», señala.  
El inmueble, que lleva a la venta desde al menos el pasado mes de octubre, está totalmente en ruinas y solo dispone de un solar al no quedar ya en pie ninguna de las habitaciones. Los familiares del pintor fallecido, lamentan, según ha podido saber este medio,  que el Consistorio tomellosero no haya mostrado ningún interés por su adquisición al considerar que en ella se puede  hacer algo similar al proyecto de la Casa del Gallego, edificio en el que el equipo de Gobierno ha invertido en su consolidación y rehabilitación del interior y ha proyectado una zona verde de 4.500 metros cuadrados en el patio de la casa. Lamentan además que «el Consistorio no dé ninguna importancia a un ilustre pintor que ha vivido parte de su vida en la localidad». 
Antonio López Torres es tío de otro célebre pintor tomellosero, Antonio López García. Empieza desde muy joven a dibujar y pintar los temas que le rodean, sintiendo desde niño la necesidad del contacto directo con la naturaleza: «No me gustaba dibujar copiando; me gustaba dibujar interpretando», comentó años después. Animado por el pintor Ángel Andrade comienza la carrera de Bellas Artes en 1925, primero en Ciudad Real, trasladándose un año después a la Escuela Central de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, donde acaba sus estudios en 1931, obteniendo el título de profesor de dibujo.
Realiza su primera exposición en el Círculo de Bellas Artes de Madrid en 1935. En el año 1940 obtiene la beca Conde de Cartagena, convocada por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, para ampliar estudios en Italia, pero la situación bélica mundial le obliga a disfrutar de la misma en Palma de Mallorca. Dedica su vida a la pintura compaginando la docencia, como profesor en distintas escuelas de artes y oficios, con su labor artística y en 1972, año de su jubilación, liberado ya de sus obligaciones académicas, se instala definitivamente en Tomelloso alcanzando entonces la plenitud de su pintura. Supo plasmar en sus cuadros, como muy pocos consiguen, la luz, el espacio aéreo y la temperatura.
Muere en su Tomelloso natal, el 15 de noviembre de 1987, un año después de la inauguración del museo que lleva su nombre.