Entregan el objeto de veredicto al jurado del caso 'Buján'

Pilar Muñoz
-

Nueve personas deliberan si Julio Felipe Cristón es culpable de homicidio, de asesinato en coautoría con su hijo Rafael o de un homicidio imprudente

Entregan el objeto de veredicto al jurado del caso 'Buján'

El magistrado presidente del Tribunal del Jurado, Ignacio Escribano Cobo, ha entregado el objeto de veredicto al jurado del caso ‘Buján’ que dirimirá entre homicidio, homicidio imprudente o asesinato.
Las tres mujeres y seis hombres que integran el jurado han quedado aisladas a las 12.30 horas en una sala de la Audiencia de Ciudad Real donde se ha desarrollado esta semana el juicio por la muerte violenta de Gonzalo Buján, de 28 años, la noche del sábado de carnaval de 2018, en Herencia, tras una discusión trivial con unos feriantes.
El magistrado Escribano Cobo, que ha presidido el juicio por la Ley del Tribunal del Jurado, ha entregado a las partes el objeto de veredicto, el cuestionario sobre los hechos probados al que tendrá que dar respuesta el jurado. El juez también ha instruido en este trámite a los integrantes del jurado sobre cómo tienen que deliberar y qué se les pregunta. Les ha explicado las normas del proceso de deliberación y votación.
 Tras levantarse la sesión, las tres mujeres y seis hombres que forman el jurado se han retirado a deliberar, mientras que los dos suplentes (una mujer y un varón) han quedado a disposición del magistrado presidente por si hubiera que sustituir a alguno de los titulares. De este modo, los nueve ‘jueces’ sin toga están aislados desde las 12.30 horas, sin teléfono móvil, sin periódicos, sin acceso a internet y con la prohibición de mantener contactos con el exterior. Su única vía de comunicación es el letrado de la Administración de Justicia que se encargará de hacer llegar a sus familias cualquier mensaje que tengan que transmitir.
El magistrado les ha dejado meridianamente claras las instrucciones sobre su función: emitir un veredicto de culpabilidad o no culpabilidad de los procesados Julio Felipe Cristón y su hijo Rafael por la muerte del joven Gonzalo Buján. Durante la deliberación, a puerta cerrada, los miembros del jurado votarán los hechos alegados durante el juicio por las partes y se declararan probados si obtienen al menos siete votos en el caso de que sean perjudiciales para el encausado y cinco si le son favorables.
Una vez que se llegue a la mayoría necesaria para probar los hechos se procederá a la votación para decidir sobre la culpabilidad o  no culpabilidad con las mismas mayorías. El veredicto debe ser motivado para que no pueda atribuirse a la arbitrariedad. Después se entregará al magistrado para que lo supervise y si no hay errores ni defectos se convoca a las partes (acusaciones y defensas) para la lectura del veredicto en audiencia pública. A continuación, el magistrado disolverá el jurado y procederá a escuchar la petición de penas e indemnizaciones que resolverá en sentencia.
Entre 4 y 20 años. En el caso que nos ocupa, el fiscal elevó el miércoles a definitivas sus conclusiones provisionales y mantuvo la petición de 12 años de cárcel para Julio Felipe Cristón al considerar que ha quedado acreditado que es autor de un delito de homicidio.
El fiscal no acusa a su hijo Rafael, pero sí los letrados de la acusación particular Enrique del Río y Mar Toribio, que piden 20 años de cárcel para cada uno de ellos al entender probado que son coautores de un asesinato. Subsidiariamente, en el caso de que el jurado entienda que es homicidio, piden 14 años de prisión para cada uno de los procesados. Sus abogados solicitan la absolución al estimar que no se ha demostrado que sean culpables de la muerte de Gonzalo Buján. No obstante, los letrados César López y Eduardo Estévez piden una pena alternativa en caso de que el jurado les declare culpables. Una pena mínima por homicidio por imprudencia: cuatro años de cárcel.
Los abogados de los dos feriantes encausados sostienen que la muerte de Buján fue por un aneurisma tras negar que le golpearan e incriminar a otro hombre.
También se mantienen firmes los letrados que ejercen la acusación en nombre de la madre y del hermano de Gonzalo Buján: sostienen que Julio Felipe Cristón causó la muerte del joven de Herencia tras asestarle un golpe en la cabeza con unas pinzas de batería y que su hijo Rafael es coautor.