scorecardresearch

Un viaje lleno de esperanza

Vanessa Irla
-

Lola Gómez, miembro de Manos Unidas Valdepeñas, ha viajado a la India para conocer los proyectos que esta ONG realiza allí • Asegura que fruto de esta experiencia ya existe «un antes y un después» en su vida

Los cinco delegados de Manos Unidas que viajaron a la India. - Foto: LT

La periodista y miembro de Manos Unidas Valdepeñas, Lola Gómez, ha participado en el viaje de formación que realizó esta ONG a la región de Jharkhand, en la India, del 9 al 19 de octubre, junto a otros cuatro miembros de Manos Unidas de Málaga, Zaragoza, Madrid y Sevilla y junto al coordinador de los proyectos. El objetivo de estos viajes no es otro que comprobar cómo se están desarrollando los proyectos que esta ONG tiene en marcha en diferentes países del Tercer Mundo

Para Lola ha sido una experiencia muy gratificante, asegura que, no sólo en el sentido humano y personal, sino también porque le ha reconfortado poder ver in situ los proyectos que hace Manos Unidas y ver que su trabajo de voluntariado en el Primer Mundo para reivindicar los derechos de los países pobres tiene un lado positivo. «Creo que este tipo de viajes son reconfortantes porque puedes ver con tus propios ojos que la labor que hacemos en Manos Unidas en Valdepeñas, al igual que en el resto de localidades, se lleva a cabo y puedes comprobar los resultados y ver cómo se consigue dar vida y dignidad a otros seres humanos». Además asegura que su labor en Valdepeñas es sensibilizar a la población para que colabore con esta ONG en cada proyecto. «Para mí la prioridad de este viaje ha sido convertirme en los ojos de Manos Unidas, poder ver lo que realmente estamos haciendo en el Tercer Mundo, que son proyectos reales como hospitales, escuelas, internados u orfanatos, y luego poder transmitirlos aquí en Valdepeñas y en la provincia y que le lleguen a la gente», asegura Lola.

Durante el viaje explica Lola que visitaron once proyectos en el estado de Jharkhand, situado en el noreste de la India. Estos proyectos eran la ampliación y equipamiento de un hospital rural en Muri; un internado para niños tribales situado en la aldea de Hario; un internado para niñas tribales en la aldea de Hario; la ampliación de un centro de atención y formación sanitaria en Hazaribag; y un internado para niños tribales también en Hazaribag.

Visita al internado de niños tribales.Visita al internado de niños tribales. - Foto: LT  

(Más información en edición impresa)