La región recibe 65 millones en viñedo y desarrollo rural

Javier D. Bazaga
-

El consejero de Agricultura participó en la Conferencia sectorial con las comunidades autónomas en la que puso de manifiesto la pérdida de más de 236 millones de euros para la región por la negociación de Arias Cañete

La región recibe 65 millones en viñedo y desarrollo rural - Foto: JUAN LAZARO

Castilla-La Mancha se ha visto beneficiada por el reparto de los fondos de ayuda al sector vitivinícola y a los programas de desarrollo rural con 65 millones de euros en total. Una aportación que la sitúa como la comunidad que más fondos recibe para estas partidas en el habitual reparto de fondos que se produce en esta época del año, y que se acordó este lunes en la reunión de la Conferencia sectorial de Agricultura que presidió el ministro Luis Planas.
Francisco Martínez Arroyo acudió a la cita destacando esa aportación «fundamental» para la región y para el sector puesto que «tenemos la mayor superficie de viñedo de España». Así, se acordaron 50 millones de apoyo al sector repartidos entre las ayuda a la reestructuración del viñedo (37 millones), inversión en tecnología de las explotaciones a través de las lineas Vinati (10 millones), y otros tres millones de euros para la promoción del vino en terceros países de fuera de la Unión Europea.
Además la comunidad se vio beneficiada por el reparto de fondos para los programas de desarrollo rural (PDR), con más de 12 millones de euros de contribución por parte del Ministerio, que se viene a sumar a la aportación de la Junta y los propios recursos de la comunidad para una linea de 7 años que lleva esta cifra hasta los 1.500 millones en su conjunto. No obstante, y a pesar de ser una cifra de la que CLM sale beneficiada, Arroyo quiso lamentar la pérdida que cifró en unos 236 millones en este periodo por el acuerdo alcanzado entonces por el ministro Miguel Arias Cañete.
«Esperamos que en el futuro hagamos esta negociación entre todos y nos comprometamos, porque uno de los mayores retos que tiene nuestro país es el reto demográfico, que tiene que garantizar el futuro para nuestros pueblos», demandó el consejero.
Consejo de la UE. La reunión de este lunes en Madrid abordó también el próximo Consejo de la UE que seguirá avanzando en las negociaciones para la Política Agraria Comunitaria (PAC), pero donde aún está todo «a expensas del calendario» por la constitución del Parlamento europeo o la elección del presidente de la Cámara, del Consejo y de la Comisión Europea. «Calculo que hasta el mes de octubre no entraremos de lleno en una negociación sobre el futuro de la PAC con el nuevo comisario de Agricultura», apuntó Martínez Arroyo.
En este punto quiso ahondar en la apuesta de Castilla-La Mancha por elevar la figura del agricultor profesional, «de los que de verdad se juegan su dinero en la agricultura», en la apuesta por el relevo generacional, la existencia de un techo de ayudas directas por explotación, y ligada a un pago redistributivo para que los agricultores reciban las mismas ayudas para las primeras hectáreas.
Preguntado por su futuro político tras la victoria del PSOE en las pasadas elecciones del 26 de mayo, el consejero de Agricultura y Desarrollo Rural aseguró que «siempre estoy a disposición del presidente y de los ciudadanos de Castilla-La Mancha». No ocultó los «excelentes resultados» en esa cita electoral para el PSOE ya que «va a poder gobernar con mayoría absoluta», algo que consideró «muy bueno» para los ciudadanos.
También se refirió al «respaldo expreso de los habitantes del medio rural» que leyó como un apoyo a las políticas que se han puesto en marcha a lo largo de la legislatura desde la Consejería, por lo que se mostró «muy satisfecho».
«Ahora es el presidente el que tiene que decidir pero estoy siempre a su disposición y a la de Castilla-La Mancha», concluyó.