La sequía sigue avanzando en el Tajo

C.S.Rubio
-
La sequía sigue avanzando en el Tajo

La cuenca del Alberche lleva desde febrero en situación de sequía prolongada. A ella se une ahora la del Tietar, que afecta a parte de la provincia de Toledo más próxima a Ávila y Cáceres


La sequía avanza en la cuenca del Tajo, asediada por la falta de precipitaciones y la sangría constante del trasvase al Segura. Según confirma el informe de sequía elaborada por la Confederación Hidrográfica, la cuenca del Tiétar, que afecta al área de Toledo entre las provincias de Ávila y Cáceres, acaba de entrar en situación de sequía prolongada. Situación en la que llevan varias meses zonas como la del Alberche, también en la provincia de Toledo, o el área del Árrago, ya en la vecina Extremadura.
Pero leyendo con atención este informe, correspondiente al mes de junio, alerta la situación del margen izquierdo del Tajo, que está a punto de entrar en situación de sequía de continuar así la climatología. Clima que, por otra parte, no tiene intención de cambiar en el corto plazo, viendo los últimos pronósticos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
 ¿Y por qué es preocupante este dato? Porque precisamente en esta zona se ubican ciudades como Toledo y Talavera de la Reina, las más pobladas de su provincia y entre las más pobladas de la región, solo por detrás de Albacete capital.
En una situación parecida también se encontrarían la zona del Jarama y Guadarrama, ya en la vecina Comunidad de Madrid y el llamado Tajo Bajo, vinculado a Extremadura.
pantanos de cabecera. Tampoco son muy halagüeños los indicadores de escasez planteados por la Confederación Hidrográfica del Tajo. Como ya ocurriera en mayo, siguen en alerta las cuencas del Tiétar y del Albereche. Mientras que los pantanos de cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, se mantienen en ‘nivel 3’. O lo que es lo mismo, en una situación que raya la alerta, al estar ya a menos de 640 hectómetros cúbicos de su capicidad de almacenaje.
Al igual que ocurre en el caso del indicador de sequía, al analizar la evolución del abastecimiento para Toledo capital y de la Mancomunidad Cabeza del Torcón también se puede apreciar el preocupante empeoramiento de la situación, cercana ya a entrar en estado de prealerta.