El Congreso tumba la investidura del PSOE

Agencias
-

Tras la abstención de Podemos, los socialistas no obtienen la confianza de la Cámara para formar Gobierno. Sánchez se convierte en el primer candidato que fracasa en las dos sesiones y el partido deja en el aire su reelección

El pleno del Congreso ha vuelto a rechazar hoy la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno ya que ha conseguido 124 votos a favor frente a 155 en contra y 67 abstenciones. Respecto al martes, en la segunda votación el único partido que ha cambiado su voto ha sido ERC, que ha pasado del no a la abstención.
En su segundo intento, Sánchez no ha logrado sumar más votos a favor que en contra, como requería para ser investido. La abstención de Unidas Podemos, 42 escaños, ha sido clave para que Sánchez haya fallado en la investidura por segunda vez tras el intento frustrado de 2016. 
Tal y como ha explicado la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, este mismo jueves comunicará al rey que no hay candidato a la Presidencia del Gobierno por no haber recabado el apoyo de la mayoría de diputados, y por ello, se activará un plazo de dos meses para que se produzcan nuevos intentos.
Sánchez pierde la investidura por segunda vezSánchez pierde la investidura por segunda vez - Foto: SERGIO PEREZSi ningún candidato vuelve a intentarlo en los dos meses que empezaron a contarse desde el pasado día 23, se convocarán elecciones y serán el 10 de noviembre. El rey efectuaría una nueva ronda de consultas en el caso de que un candidato tenga opciones de recabar los apoyos suficientes o ya los tenga garantizados.
Para ello hay de plazo hasta el 23 de septiembre, pues si llega este día sin que ningún candidato intente la investidura, se disolverán las Cortes y se publicará en el Boletín Oficial del Estado el real decreto de convocatoria electoral.


Futuro en el aire

Por su parte, el PSOE ha subrayado que Sánchez "ya no es candidato" y ha dejado en el aire si volverá a intentarlo antes del 23 de septiembre, cuando concluye el plazo que establece la Constitución para nuevos intentos de investidura. 
Así ha respondido el secretario general del PSOE en el Congreso, Rafael Simancas, al ser preguntado en rueda de prensa sobre si será posible cerrar un acuerdo con Unidas Podemos en septiembre tras fracasar, por segunda vez, su candidatura a la Presidencia del Gobierno. 
Simancas ha recordado que Sánchez era aspirante a La Moncloa "hasta hace unos minutos" y que ahora ya no lo es. Eso sí, ya ha advertido de que en septiembre habrá "otros problemas" y que, entonces, las posibilidades de sumar más apoyos es menor. "La oportunidad de que este país tuviera un presidente socialista se acaba de malograr hace unos minutos", ha lamentado.
Además, el dirigente socialista ha censurado que una mayoría formada por "las tres derechas", Unidas Podemos y el independentismo "más intransigente" ha arrojado al país a una situación de "bloqueo", de "traición" al interés general y "da la espalda a la voluntad democrática de los españoles". "Los españoles no tienen el Gobierno que habían votado, el que necesitan y el que merecen por la ambición desmedida e irreal de Unidas Podemos y la irresponsabilidad de la derecha, que ha vuelto a anteponer su interés por dañar al PSOE al deber patriótico de facilitar un Gobierno para España", ha dicho. 
Simancas ha centrado sus críticas sobre todo en los de Pablo Iglesias, a los que ha acusado de no haber querido "nunca" un acuerdo con el PSOE.

 

Podemos mantiene su mano tendida

La portavoz adjunta de Unidas Podemos en el Congreso, Ione Belarra, ha explicado que el PSOE no ha respondido oficialmente a la última oferta para salvar la investidura pero, aún así, ha subrayado que su formación sigue "con la mano tendida" porque ve margen para un acuerdo antes del 23 de septiembre si el candidato socialista, Pedro Sánchez, deja de poner "excusas, impedimentos y problemas". 
"No hemos encontrado respuesta a la propuesta más allá de los malos modos y palabras por parte del los portavoces del PSOE a lo largo del día de hoy", se ha lamentado la portavoz adjunta del grupo confederal. "Ha sido incapaz de llegar a un acuerdo para poder construir un gobierno de coalición progresista a pesar de las increíbles facilidades que hemos puesto", ha dicho, en referencia no sólo a Unidas Podemos, sino también a las abstenciones de ERC, PNV, Bildu y Compromís. 
"La conclusión de esta jornada es que Sánchez y el PSOE tienen que dejar de poner excusas para que haya un gobierno de coalición progresista. Es posible, hay números suficientes, pero tiene que dejar de poner problemas y delaciones y hacer realidad lo que desea la mayoría del país", ha enfatizado Belarra. 
La dirigente morada ha señalado así al candidato socialista como el "único responsable" del fracaso de su investidura y le ha retado a explicar por qué parece empeñado en una repetición electoral. 

 

El PP no teme a unos nuevos comicios

El principal líder de la oposición se mantiene firme en el no y así será también en septiembre, si hubiera investidura, confiado en que repetir las elecciones serviría para reagrupar al centro derecha. Los populares están convencidos de que podrían mejorar su marca en unos nuevos comicios, como le sucedió a Mariano Rajoy en 2016, que logró catorce escaños más, de 123 a 137 diputados.
No obstante, hay otros dirigentes que están convencidos de que al PP le vendría mucho mejor que echara a andar un gobierno de coalición PSOE-Unidos Podemos y con el desgaste que vaticinan, en un año podrían dispararse las expectativas de voto del Partido Popular.
 

Y Cs mantiene su negativa

La portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha dado por hecho que España "saldrá de ésta", en referencia a la situación de bloqueo que continúa la tras la frustrada investidura de Pedro Sánchez, a la vez que ha garantizado que el líder del PSOE no podrá contar con Ciudadanos para ser investido antes del 23 de septiembre cuando cumple el plazo para evitar unas elecciones generales. 
En rueda de prensa en el Congreso, la dirigente naranja ha calificado de "espectáculo" el debate celebrado este jueves y ha achacado la falta de acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos a un problema de "sillones", pero no de programa. "Quieren repartirse España como un botín", ha denunciado. A su juicio, aunque Sánchez y sus socios de Unidas Podemos "tienen muchas cosas" en común, como "ceder ante los nacionalistas", creer que España es una "nación de naciones" o en subir impuestos, no han podido acordar "cómo repartirse los sillones". 
A su juicio, "España saldrá de esta", pero "se ha demostrado" que el actual presidente del Gobierno en funciones "es parte del problema" y "no de la solución". En cuanto a un posible cambio de postura de la formación naranja en septiembre, ha insistido en que Sánchez ha "elegido ya" a sus socios y asegura que el secretario general del PSOE no va a volver a La Moncloa "con sus votos".