Leo Herrera, sorprendido por «el momento»

Manuel Espadas
-
Leo Herrera, sorprendido por «el momento» - Foto: Pablo Lorente

El extécnico del Viña Albali Valdepeñas asegura que se marcha «con la tranquilidad de haber hecho todo lo que hemos podido con los medios que nos habían dado»

Leo Herrera empleó gran parte del día de ayer en contestar los numerosos mensajes y atender las muchas llamadas que ha recibido desde que el Viña Albali Valdepeñas tomaba la decisión de prescindir de sus servicios después de cuatro años y medio en la entidad. El ya extécnico del conjunto azulón, en declaraciones a este periódico, reconocía el mal trago que estaba pasando, asimilándolo con resignación y «acatando» una decisión que, reconoce, le sorprendió.
El entrenador de Pozuelo de Calatrava deja el banquillo vinatero «con la tranquilidad de haber hecho todo lo que hemos podido con los medios que nos habían dado», pero no oculta su contrariedad al no entender «el momento» de su destitución, cuatro días antes de uno los partidos más decisivos de la temporada. En este sentido, Herrera lamenta no poder estar al frente del equipo en Segovia, donde comienza «una nueva película, con el refuerzo de Chino y varios jugadores que se están recuperando de sus lesiones. Nos hubiese gustado competir con los refuerzos que van a llegar, poder jugar con los cromos nuevos».
Leo Herrera agradece los mensajes recibidos por parte de sus jugadores, de los que se despidió en Madrid impactado por «sus caras, sus gestos y algunas lágrimas», y especialmente agradecido se muestra hacia sus ayudantes Pau Yepes y Andrés Parada, que han declinado la oferta del club de seguir trabajando en el equipo con el nuevo entrenador, un David Ramos que no dudó en llamar a Leo Herrera tras su nombramiento. Por último, daba las gracias al club y a su afición, con los que ha pasado «momentos increíbles, deportivos y extradeportivos».