La zona azul se 'cae' del programa

M.L
-
Zona azul en una céntrica calle de Ciudad Real. - Foto: Tomas Fernandez de Moya

Los partidos políticos apuestan ahora por el fomento de medios de transportes alternativos como el autobús y la bicicleta y las peatonalizaciones del centro

Los partidos políticos apuran los últimos días para dar a conocer sus propuestas para la ciudad y para repartir los programas políticos en los que recogen sus promesas para los próximos cuatro años. En la mayoría de los casos, han optado por distribuir una versión reducida y de lectura fácil con el objetivo de lanzar mensajes claros y directos a la ciudadanía al mismo tiempo que ahorran costes de impresión. Esos programas son pues la hoja de ruta que seguirá cada partido político en el caso de alcanzar la Alcaldía de la capital, la piedra angular de su acción de gobierno.  
En esa lista de proyectos cobró importancia hace cuatro años el llamado rediseño de la zona azul, fruto de la crispación que existía tras la ampliación de las plazas de la ORA en el año 2013. Hoy, la zona azul ‘se cae’ de los programa electorales del PSOE y de Unidas Podemos. En el ‘contrato ciudadano’ con el que concurre la socialista Pilar Zamora a la reelección no hay ninguna referencia a la mencionada zona azul, si bien en el anterior programa electoral, el de 2015, contemplaba el «rediseño de la zona azul adecuándola al espacio central y a las necesidades reales de la ciudad». Actualmente, la apuesta de los socialistas pasa por fomentar el transporte urbano y las bicicletas y la construcción de los aparcamientos disuasorios ya anunciados en la zona del Hospital  y del teatro-auditorio. También por la peatonalización de las calles del centro que también se ha avanzado a lo largo de esta legislatura: las calles Feria y los tramos de Toledo, Calatrava y Caballeros, así como Bernardo Mulleras y Alfonso X. La actual mandataria municipal ha indicado en referencia a esta cuestión que las plazas de zona azul que se eliminen con las peatonalizaciones no se recuperarán en otras calles de la ciudad, llevando a cabo así una reducción de las mismas.
En este sentido también orienta sus mensajes Unidas Podemos, que hace cuatro años, cuando concurría con la marca Ganemos, señalaba en su programa electoral que la ciudad contaba con una «zona azul abusiva» y una de las principales demandas de su entonces candidata, Carmen Soánez, era la eliminación de las 645 plazas de zona azul que amplió el PP. Actualmente plantea un plan para «eliminar las altas cotas de tráfico rodado», la peatonalización del centro, lo que para Unidas Podemos va de la mano de la zona azul, aunque no la menciona en su programa, o propuestas como la «limitación horaria de entrada de vehículos para no residentes» y la adecuación de disuasorios. Por lo que respecta al PP, tampoco hace mención a la zona azul, aunque sí por el desarrollo de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible, con campañas específicas para fomentar la convivencia entre los peatones o bicicletas, así como crear un parque de bicicletas municipales o promover las zonas a 30 kilómetros por hora para reducir la velocidad y el ruido de los coches, si bien en esta legislatura ya se ha extendido dicha velocidad máxima a todos los barrios y a los carriles derechos de las grandes avenidas. La construcción de los disuasorios es otra de las apuestas del PP para mejorar un modelo de movilidad en el que no hay referencia a la zona azul tampoco en el programa de Cs, que contempla sin embargo sin embargo la creación de una red de carriles-bici. Por su parte, en el programa electoral de Vox, en el que se detallan propuestas generales que se pueden aplicar al conjunto de los municipios, se contempla «reducción de zona azul», en concreto, con «condiciones especiales de utilización de zona azul para comerciantes y la reducción del coste y ampliación máximo a 4 horas».