Seis detenidos por causar incendios forestales

Pilar Muñoz
-
Seis detenidos por causar incendios forestales - Foto: /Fotos: Rueda Villaverde

El Seprona indica a 'La Tribuna' que los fuegos se han originado en la zona de Anchuras, Fuencaliente, Almadén, Piedrabuena y Puertollano por «imprudencias» de los investigados

A diez días de que se inicie la campaña contra incendios, la Guardia Civil informa del incremento registrado en incendios forestales en la provincia y advierte de los riesgos.
 Entre enero y mayo se han originado nueve fuegos y se ha detenido a seis personas, una más que en todo 2018, que fue un año «bueno», «atípico» al mantenerse una humedad relativa en las masas forestales que hizo que apenas hubiese incendios, indica en declaraciones a La Tribuna el teniente jefe de la sección del Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) de Ciudad Real, Óscar Fernández.
Este año en menos cinco meses ha habido nueve incendios forestales y seis detenidos por causar presuntamente estos fuegos de forma «imprudente», indica el teniente del Seprona, quien añade que se han originado en diferentes zonas de la provincia como Anchuras, Fuencaliente, Almadén, Piedrabuena y en las proximidades de Puertollano. «Todos han sido por imprudencias», recalca para, a renglón seguido, añadir que se han provocado por quemar restos de poda, marcharse y dejarlo sin control alguno, e incluso con rachas de viento considerables.
La extensión que ha sido pasto de las llamas «no llega a veinte hectáreas» y no han tenido mayores consecuencias en buena medida por la rápida actuación del Seprona, los agentes medioambientales y los equipos de extinción.
En cuanto a cómo se presenta la campaña contra incendios, el teniente Fernández explica que hay que tener en cuenta las condiciones meteorológicas: temperatura, humedad relativa, aire, viento ...
Este año en principio se presentaba complicado, pero gracias a la últimas lluvias se ha moderado la situación. No obstante, «todo va a depender de las condiciones meteorológicas que se registren a partir de ahora. Si empieza a hacer un calor extremo, hay poca humedad relativa y días con riesgo extremo se puede complicar mucho la situación». Por ello, y a la vista del incremento registrado entre enero y lo que va de mayo, advierten de que es necesario extremar las medidas de carácter preventivo y no dejar restos de poda quemándose sin control alguno, producir quemas en días con viento fuerte, en masas forestales, cosechar en temporada alta. Algunos incendios se han originado por aprovechar más la paja, la cosechadora mete el cazo lo más bajo posible del suelo para luego hacer las pacas y un golpe de cazo con una piedra provoca una chispa y se produce un incendio que se puede extender al monte en segundos.
Por ello, la Guardia Civil, concretamente el Seprona refuerza los servicios de vigilancia preventiva en la zona de masas forestales, los dos parques nacionales (Cabañeros y Tablas de Daimiel) y los naturales (Ruidera y Sierra Madrona) y aquellas susceptibles de padecer incendios. Dentro de las medidas de vigilancia, los agentes también hacen un chequeo y control de la maquinaria agrícola, ya que en los últimos años se ha observado que estaba detrás de algunos incendios que se originaban precisamente por el mal estado de esta maquinaria. 
(Más información en la edición impresa)

Seis detenidos por causar incendios forestales
Seis detenidos por causar incendios forestales