Ciudad Real, un buen destino para viajar por AVE en el día

HIlario L. Muñoz
-

Una tesis analiza las posibilidades que ofrece la alta velocidad para hacer viajes en el día para los pasajeros en 27 destinos

Ciudad Real, un buen destino para viajar por AVE en el día - Foto: Rueda Villaverde

Ciudad Real es el municipio, detrás de Madrid y Toledo y junto a Córdoba, que mejor uso puede hacer para los viajes en un día a través de la alta velocidad. Esta es una conclusión, en el plano local, del análisis de la profesora de la Escuela de Caminos de la UCLM, Amparo Moyano. La profesora ha publicado recientemente su tesis La Alta Velocidad ferroviaria en España: caracterización de la oferta y análisis de su utilidad para distintos propósitos de viaje, en el que se buscan pautas para dar a conocer la eficiencia que tiene el AVE para todos los municipios a los que ha llegado. Se trata de un documento en el que Moyano analiza «la eficiencia de las conexiones del tren de alta velocidad para viajes de negocios, turismo o el commuting», el término que se refiere al viaje de casa al trabajo. Se trata de un terreno analizado por distintos investigadores, sobre todo, desde el punto de vista de la velocidad, que Moyano amplía para analizar las posibilidades que ofrece el AVE para desarrollar esos negocios o actividades turísticas.
«Ciudad Real en la optimización de estos viajes sale de las primeras», aunque en el centro de ese análisis está Madrid y algunas de las ciudades del entorno de la capital, como Toledo que «con un trasbordo muy corto puede servirse de los servicios de la red de Madrid» pero Ciudad Real es «prácticamente de las mejores ciudades». Para mostrar esta situación, Moyano argumenta que la capital ciudadrealeña se encuentra en una situación céntrica de toda la red con accesos tanto a las líneas que van desde Madrid al Sur, como la que conecta Barcelona con Sevilla de forma directa o Valencia con la capital andaluza. «Los trenes Avant permiten aproximarse a muchas ciudades, con muchas frecuencias», argumentó la profesora de la UCLM gracias a los múltiples horarios que tienen. En este sentido, la profesora señaló que los ciudadrealeños se suelen fijar en «la conexión con Madrid desde Ciudad Real» pero «Ciudad Real tiene hoy en día 16 conexiones directas con más o menos frecuencias». Con Madrid se llega a las 20 frecuencias pero en el trayecto a Barcelona ya hay dos frecuencias diarias. «Ciudad Real ahora mismo está en una situación ideal en cuanto a lo que alta velocidad se refiere».
En el análisis de posibles trayectos realizado para la tesis se indican conceptos claves como que Ciudad Real, por ejemplo, puede servir de destino para viajar y volver en el mismo día y pasar unas nueve horas para el ocio y el turismo a vecinos de Zaragoza, Calatayud, Guadalajara, Madrid, Segovia, Cuenca, Valencia, Albacete, Toledo, Puertollano, Córdoba, Sevilla, Puente Genil, Antequera o Málaga. Del mismo modo, los ciudadrealeños pueden ser turistas durante nueve horas en Zaragoza, Madrid, Segovia, Toledo, Puertollano, Córdoba o Sevilla y volver en el mismo día, sin madrugar y sin volver a casa antes de la medianoche. Por ejemplo un ciudadrealeño puede viajar a Barcelona o Málaga pasar allí casi siete horas y regresar. El municipio en que menos tiempo puede pasar es Requena (Valencia), solo dos horas y media. Todo ello se desarrolla teniendo en cuenta los trayectos en la propia ciudad.
La diferencia de este modo de viajar está en el coste que puede ir desde los 200 euros la ida y la vuelta a Cataluña hasta los 10, en el caso de Ciudad Real con Puertollano. En el caso del trabajo, para una persona que entre a trabajar a las 10 horas, Ciudad Real puede ser ciudad de residencia o de empleo para vecinos de Madrid, Segovia, Toledo, Puertollano, Córdoba, Sevilla, Puente Genil y Antequera.
Este mismo análisis se ha realizado para los 27 destinos que componen la red de AVE y en el que se ha buscado atender todos y cada uno de los posibles supuestos. «El turismo tiene unas restricciones, la reunión de negocios otras y el trabajo otras», recordó Moyano, por lo que todas estas variables se han incluido en un sistema informático que tras la tesis podría convertirse en una aplicación práctica para el desarrollo de este tipo de viajes en el día en la alta velocidad.
La tesis se fundamenta en el desarrollo un algoritmo de optimización, basado en un concepto que surgió en los años 70 denominado «la geografía del tiempo» y que se centra en el individuo, planteando los tiempos que necesita para moverse. Moyano apuntó que en las ciudades pequeñas, no en el caso de Ciudad Real, sobre todo debido al Avant, ante las reducciones de tiempo se suele pensar «de qué sirve tener un tren muy rápido si al final voy a tener un servicio al día, un tren solo que me pare en mi estación». Por este motivo, la posible utilidad del AVE se pierde porque «no hay horarios disponibles que permitan ir a una ciudad tener una reunión y volver en el mismo día». El objetivo es analizar todos los servicios, las posibilidades de trasbordo y se mapea el propio municipio para conocer los tiempos que se tarda desde la estación hasta el centro de reuniones o de negocios. «Hoy en día la red es muy rica con muchos tipos de servicios, muchos trenes y con distintos precios» por lo que el análisis se centra en qué aporta al viajero esta red.