Una 'final four' muy especial para Miguel Sánchez

Manuel Espadas
-

El capitán del Ciudad de Logroño ha trabajado con tres de los cuatro entrenadores que aspiran con sus equipos a conquistar este fin de semana la corona europea en Colonia

Miguel Sánchez, en un partido de esta temporada. - Foto: BM Ciudad de Logroño

Hoy arranca en Colonia una nueva ‘Final Four’ de la Liga de Campeones. El sábado se disputarán las semifinales Veszprem-Kielce y Barça-Vardar, de donde saldrán los dos aspirantes a suceder al Montpellier como campeón de Europa. Será un torneo muy especial para los aficionados al balonmano de Ciudad Real, pues tres de los cuatro aspirantes al título están entrenados por exjugadores de aquel equipo que marcó época. Y si especial va a ser para ellos, para Miguel Sánchez-Migallón la cita va a resultar hasta emotiva, pues tuvo la suerte de ser entrenado por esos tres técnicos que ahora triunfan en sus respectivos equipos: Talant Dujshebaev (Kielce de Polonia), David Davis (Veszprem de Hungría) y Roberto García Parrondo (Vardar de Macedonia).
El actual capitán del Ciudad de Logroño, con el que acaba de cumplir su quinta temporada, no se piensa perder esta ‘Final4’ y la disfrutará en vivo. Su claro favorito es el Barça, aunque el corazón le lleva a desear toda la suerte del mundo a los que han sido sus técnicos en su etapa de formación. «Sólo quiero que se vea una Final Four espectacular y que gane el mejor», dice diplomático.
Miguel Sánchez estuvo a las órdenes de Talant en el BM Ciudad Real y At. Madrid, con García Parrondo (ayudante de Pedro Martínez) trabajó en el juvenil ciudadrealeño, y con David Davis (segundo de Javier Laguna) compartió pista en el equipo cadete. «Que hayan llegado hasta aquí me hace reflexionar de la suerte que tuve de poder aprender de ellos. La gente pagaría por algo así. Hay jugadores muy buenos, pero no todos tienen la capacidad de transmitir sus conocimientos. No me extraña que les vaya tan bien», explica, y añade que «además son buenas personas».
Y es que, a su entender, el BM Ciudad Real tuvo a dos grandes entrenadores que se compenetraban a la perfección, Talant Dujshebaev y Raúl González (víctima éste del primero al caer eliminado el Paris HB a manos del Kielce en cuartos de final). «Raúl era un entrenador más táctico, mientras que Talant, además de la táctica, transmitía otros valores como la competitividad, la raza...». De los dos ‘bebieron’ Davis y García Parrondo, y en unos años ya han llegado a la élite continental. Miguel Sánchez-Migallón aún tiene mucha carrera por delante como jugador, pero cuando llegue el momento podrá presumir de haber aprendido de los mejores.