El verano adelantado cierra con la vuelta a la inestabilidad

H. L. M.
-
El verano adelantado cierra con la vuelta a la inestabilidad - Foto: Tomás Fernández de Moya

El anticiclón se retira tras haber alcanzado los 33,8 grados en esta semana una de las máximas más altas para un mes de mayo en la capital ciudadrealeña

La provincia de Ciudad Real y España han tenido en pleno mes de mayo unos días más propios del verano que de la primavera y que concluirán este viernes, al retirarse el anticiclón que ha regido el tiempo en estas jornadas para dejar paso a una masa de aire frío que podría conllevar lluvias la próxima semana. Se trata de una situación que no es anómala, ya se produjo en el año 2017, con máximas que superaron los 34 grados e, incluso, con noches tropicales. De hecho, en 2015 se alcanzó la máxima de temperatura para un mes de mayo en la capital al marcar el mercurio los 38,6 grados, registrados el día 13 de hace cuatro años.
La vuelta a la normalidad se hará de forma drástica, apuntó la delegada de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Castilla-La Mancha, Paloma Castro, quien dijo que este viernes se espera «una bajada brutal de 8 ó 10 grados de las máximas». De hecho, de los 31,2 grados alcanzados este jueves se pasará, según las previsiones, a 23 de máxima hoy en la capital. No obstante, la caída de las temperaturas en el día no tiene su continuación en la noche, ya que han sido unas mínimas bajas en estas jornadas de calor. El miércoles, cuando se registró la mínima más alta de este calor anticipado, hubo 15,3 grados de mínima. En este sentido se espera una caída de hasta cinco grados, en la madrugada del lunes, cuando concluyen estos días con una masa de aire frío.
La caída del viernes de las temperaturas tiene su continuación el sábado cuando bajarán otros dos grados más y finalizará el domingo donde se mantendrán las máximas. En cuanto a las lluvias se podrían producir a partir del sábado, aunque serían chubascos de forma puntual, según los mapas de probabilidad de la Aemet.
«Lo que hemos tenido es un verano adelantado», apuntó Castro, como explicación a las máximas de los últimos días, la mayor el miércoles con 33,8 grados. «Ahora el anticiclón retrocede al atlántico y lo que pasa es que había bloqueado la entrada de aire frío», dijo como explicación meteorológica al incremento de las temperaturas de estos días. Las previsiones apuntan a que a partir del lunes las temperaturas volverán a subir.
Hay que recordar que los valores normales para Ciudad Real capital son unas máximas de entorno a los diez grados y unas mínimas de unos 11, así como una temperatura media de 17,5 grados en el mes. En estos primeros 17 días de mayo la media de las máximas ha sido de 27,6 grados y de las mínimas de 12,1, uno más de lo que es habitual en cada caso, lo que sitúa la temperatura media en los 19,8 grados, dos más de lo que suele ocurrir en el último mes de primavera.