Interior suspende los vis a vis y hará PCR en Herrera

Pilar Muñoz
-

Se someteran a las pruebas y a test serológicos a partir del lunes 19 mientras crece el malestar y la tensión entre los presos tras cancelarse los encuentros con sus familiares

Interior suspende los vis a vis y se harán PCR en Herrera - Foto: Rueda Villaverde


Los vis a vis se han vuelto a suspender en la prisión de Herrera de La Mancha con una población que supera la cifra de 400 reclusos, incluido el CIS (Centro de Inserción Social)Concepción Arenal de Ciudad Real para evitar contagios. 
Con el mismo fin, según ha podido saber La Tribuna, a partir del próximo lunes se van a empezar a hacer a los funcionarios de prisiones adscritos a Herrera de La Mancha pruebas serológicas y PCR.
Se trata de un logro de los sindicatos Acaip-UGT, que llevan desde mayo demandando estas pruebas y por fin han conseguido que se atiendan sus peticiones.
 Representantes de estas agrupaciones han hablado con la portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández;con  el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, y con la subdelegada del Gobierno, María Ángeles Herreros, y por fin a partir del 19 de octubre se van a llevar a cabo las pruebas.
Los servicios médicos de Herrera de La Mancha se han ofrecido voluntariamente a hacer las extracciones a toda la plantilla, a los funcionarios que lo soliciten. 
Varios presos dieron positivo en coronavirus en la primera ola de esta enfermedad infecciosa. También hubo funcionarios y lamentablemente un guardia civil destinado en Herrera falleció por COVID el 20 de marzo. Ahora la situación epidemiológica es mejor, pero no se puede bajar la guardia, indican a este diario fuentes penitenciarias. En el momento que haya un caso hay que confirmar módulos enteros. En este sentido, las fuentes recuerdan que hubo que cerrar un módulo conflictivo hace unos meses por un brote.
Tensión. La suspensión de los vis a vis no ha caído bien entre los presos. «Hay malestar y tensión» y los funcionarios tratan de aplacar la presión. Las fuentes indican que los presos no entienden que puedan entrar en la cárcel el cura, los voluntarios de las ONG y  el personal de los talleres productivos y se prohíba el acceso a las familias para el vis a vis. Tienen videollamadas cada 15 días, pero están muy molestos por cancelar los vis a vis. «La familia es la única vía de escape», señalan tras indicar que el riesgo está ahí.