Karlos Arguiñano vuelve a la carga

M.C. Sánchez (SPC)-Agencias
-

El chef más mediático suma un nuevo libro a su más de medio centenar de publicaciones y apuesta por las recetas de siempre

Karlos Arguiñano vuelve a la carga - Foto: Juan Herrero

Karlos Arguiñano no es un hombre solitario. A él le gusta el contacto con las personas y, sobre todo, las de su entorno. Lo demuestra cada año, en lo que ya se había convertido en toda una tradición pre navideña y que este pandémico 2020, como otras tantas cosas, nos ha arrebatado. Por estas fechas, el guipuzcoano solía reunir a un nutrido grupo de periodistas en su restaurante en Zarauz para dar a conocer su último libro. Ya cuenta sobre sus espaldas con más de medio centenar de publicaciones pero, como me confesó bromista la última vez que lo vi, tengo miles de recetas en la recámara para rellenar páginas.
En este nuevo trabajo, el chef más mediático de España, con permiso de Ferran Adrià, sigue fiel a su estilo: democratizar la buena cocina. De hecho, lo deja muy claro en el título del volumen, La buena cocina. 900 recetas que siempre salen bien (Editorial Planeta). Una obra que llega en un momento en que la hostelería se ha cerrado de nuevo en muchas ciudades y en el que muchos se preguntan si «volveremos a estar como antes alguna vez». «Me pregunto si volveremos a estar tan contentos, tan alegres, tan de celebrarlo todo; todos en los bares, en los clubes, metidos en las sociedades gastronómicas, abrazándonos», señala el vasco.
Y es que, Arguiñano reconoce que tiene «una sensación extraña», que sabe que «la economía tiene que funcionar» pero recuerda «que si no hay salud, la economía no sirve de nada». «En un país como España, donde el turismo y la hostelería son tan importantes, tendrían que empezar ya con las ayudas a gente que, si no, me temo que no van a levantar la persiana en muchos casos», afirma.
Desde su punto de vista, la comida para llevar o el reparto a domicilio es una forma de mantener una vía ingresos para algunos restaurantes, «pero va a suponer apenas un cinco por ciento de lo que antes vendían». «Va a ser una cosa para contar con los dedos de la mano», asegura.

 

La familia

A sus 72 años recién cumplidos, lo más duro para él de la crisis del coronavirus es no poder abrazar a sus nietos, a los que ve «a distancia». Estas Navidades no se juntarán las casi 50 personas de su familia y la de su mujer como siempre. Lo hará únicamente con hijos y nietos, pero porque tiene «la suerte» de tener mucho espacio para que los 27 que son puedan comer en mesas separadas y guardar «todas las medidas de seguridad».
Arguiñano afirma que «cuando vas a opinar, te tienes que poner en el sitio donde están los demás». «Y a los demás lo que les ha pasado es que no estaban preparados para esta sacudida», agrega.
Por eso, reconoce que de vez en cuando suele «meter algún recado» en sus intervenciones televisivas que luego le da «dolores de cabeza», pero aunque le hayan dicho eso de «zapatero a tus zapatos» muchas veces, él insiste.
En sus 32 años de cocinero televisivo ha creado cerca de 10.000 recetas. Todas las que están en sus libros las ha elaborado antes en sus programas y están pensadas para que las pueda hacer todo el mundo con ingredientes que cada uno puede encontrar cerca de casa. Así, en su última obra hay propuestas de sobra para hacer «cocina doméstica» y muy variadas. De las alubias a las anchoas, el bacalao, el salmón, los guisantes o pavo, todas ricas, ricas, y con fundamento.