Otros 10.000 euros para realizar la ronda norte

M. Lillo
-
Otros 10.000 euros para realizar la ronda norte - Foto: Tomás Fernández de Moya

Alberto Lillo explica que se comprarán unos 40 metros cuadrados más repartidos en dos parcelas que todavía están en manos de otros propietarios y con los que ya ha contactado

La obra de construcción del tramo norte de la segunda ronda, el que deberá conectar la carretera de Toledo con la avenida de los Descubrimientos, está a expensas de un acuerdo con los propietarios de dos pequeñas partes de terreno que no se expropiaron en su día y que son necesarios para autorizar las actas de ocupación y replanteo.
De este modo, el Ayuntamiento va a adquirir unos 40 metros cuadrados más, veinte en cada extremo, y desembolsará una cuantía total de unos 10.000 euros, a tenor de unos 5.000 euros cada uno de ellos, según estimó el concejal de Urbanismo, Alberto Lillo, quien indicó que el proceso más laborioso ha sido el de contactar con los propietarios del terreno situado junto al carreterín de La Atalaya, ya que son familias que no viven en Ciudad Real, mientras que en el caso del terreno restante, situado junto a la carretera de Toledo, corresponde su propiedad al Obispado.
De este modo, el Ayuntamiento ha estado trabajando para contactar con los propietarios y plantearles la adquisición de este terreno, dado que es un procedimiento «más rápido» que la expropiación y para el que hay un «justiprecio», de manera que el coste total de la adquisición de estos nuevos terrenos rondará los 10.000 euros.
«Esto ha retenido en el tiempo» el inicio de esta obra, una de las más importantes puesto que supone ampliar la segunda ronda y avanzar en la ejecución del segundo anillo de circulación de la ciudad con el objetivo de reducir así el tráfico que actualmente soporta la ronda. Por lo que respecta a la obra, comentó que esta semana próxima se podrían «sacar los papeles» relativos a la adquisición del terreno y afirmó que el «adjudicatario está dispuesto a empezar ya», una vez que cuente con la autorización de los propietarios para poder ocupar los mismos.
La adjudicación de este proyecto se aprobó en la Junta de Gobierno Local del pasado 4 de marzo por un montante de 361.035,64 euros más IVA a la empresa Obras y Viales Guadiana.
El proyecto implicará la construcción de una vía que contará con dos carriles de circulación en cada sentido, así como de una nueva rotonda para dirigir el tráfico. En lo que concierne a la red de abastecimiento, se proyectan tuberías de 500, 200, 150 y 100 milímetros de diámetro, mallando la zona de actuación mediante la conexión de la misma con los tramos existentes en la carretera N-401, la avenida de los Descubrimientos, calle Tintoreros y la calle Marco Polo. Del mismo modo, también contempla las actuaciones oportunas para el alumbrado de la zona y para la señalización.

Antecedentes. Para la construcción, en abril del año 2015, la anterior alcaldesa, Rosa Romero, alcanzó un acuerdo con el principal propietario de estos terrenos, el Obispado, para adquirir 6.200 metros cuadrados de terreno en esta zona y proyectar la construcción del tramo norte. El importe de la compra acordado fue de 285.000 euros que el Ayuntamiento acordó pagar en tres anualidades, efectuando el 20% de su pago en dicho año, 2015, y el 80% restante en dos anualidades en 2016 y 2017, según informó entonces el propio Consistorio.
La ejecución de esta obra debe tener continuidad con otro proyecto importante para la ciudad: la construcción del tramo sur de la segunda ronda, entre la carretera de Fuensanta y el de Puertollano, a la espalda del Hospital General.