Retiran la acusación contra dos acusados de blanqueo

Pilar Muñoz
-

La Audiencia Provincial de Ciudad Real cierra la causa contra 12 encausados en una trama de drogas y blanqueo destapada en Puertollano, 8 han admitido el delito, dos acaban de ser absueltos y los cabecillas siguen huidos

Los acusados han sido absuelto del delito de blanqueo de capitales tras retirar el fiscal los cargos - Foto: Tomás Fernández de Moya

La causa por el lavado de dinero de la trama de la operación ‘Carbonell’ contra el tráfico de drogas se ha cerrado en la Audiencia Provincial de Ciudad Real con ocho encausados que han admitido el delito, los dos cabecillas fugados y dos absueltos tras retirar los cargos el fiscal.
Los hechos se remontan a 2016 y el juicio se ha tenido que celebrar a salto de mata, empezó en enero con los dos jefes de la trama fugados, con cinco encausados que admitieron los hechos, dos renunciaron a su abogado minutos antes de la vista y otros dos no aceptaron el acuerdo.
El martes 13 se sentaron en el banquillo de los acusados estos cuatro, los que renunciaron a sus abogados sí aceptaron ahora el pacto tras reconocer los hechos. Los otros dos fueron a juicio al mantener su inocencia.
Esta mañana el fiscal ha retirado los cargos contra ellos. José Antonio M. M. se enfrentaba a seis años de cárcel y una multa de 150.000 euros por blanqueo de capitales. Junto a él se ha sentado en el banquillo Justino G. M., al que acusaban de ser el testaferro del primero citado. En ambos casos se ha retirado la acusación. De este modo, la Audiencia Provincial dictará una sentencia absolutoria.
El fiscal ha retirado los cargos de blanqueo de capitales en la última sesión del juicio a la vista del desarrollo del plenario tras la declaración de los dos últimos testigos, un empleado de la inmobiliaria y la inquilina del piso de José Antonio M.M. En base a la prueba practicada en las dos sesiones del juicio, el fiscal ha entendido que José Antonio M. M. no tiene relación alguna con Rubén Silva y ha quedado acreditado que no se dedica a la venta de drogas, ni tiene el más mínimo vínculo con la trama destapada en Puertollano. El abogado Miguel López, que ha peleado defendiendo la inocencia de José Antonio M.M., ha asegurado a este diario que su cliente ha pasado un infierno los últimos cuatro años tras ser imputado sin tener nada tenía que ver en el asunto.
Ahora sólo espera que se le devuelvan todos los bienes intervenidos "fruto de su trabajo de autónomo", ha reiterado el letrado.
Los cabecillas de la trama de tráfico de drogas (cocaína fundamentalmente) y blanqueo de capitales destapado en Puertollano en 2016 siguen huidos de la Justicia. En enero se dictó una orden de busca y captura. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no han conseguido dar con el paradero de Rubén S. O. y su mujer Elisandra A., de origen paraguayo.