Las ausencias condicionan al Villarrubia

LT / EFE
-

Arroyo, Fran Cortés, Carlos Martínez, Toni Seoane y Julio de Dios serán baja para el choque ante el filial del Sevilla, con el que se cierra un año histórico para la entidad (domingo, 11.30 horas. Ciudad Deportiva)

Nando Copete pasa un balón. - Foto: Pablo Lorente

El Formac Villarrubia despide un histórico año 2019, en el que conquistó el ascenso a Segunda B, visitando al Sevilla Atlético en un choque marcado por las numerosas ausencias de los manchegos. 
El duelo copero del pasado miércoles ante el Barakaldo, que apeó al Villarrubia en los penaltis, ha pasado una tremenda factura. Y es que además del revés moral de la eliminación, hay que sumar las lesiones de Toni Seoane, con un golpe en la mandíbula, y de Carlos Martínez, con un pinchazo muscular. Además, Julio de Dios está sancionado. A ellos hay que sumar a los lesionados Arroyo y Fran Cortés, que ya han sido baja en las últimas semanas. 
Un panorama muy complicado para Javi Sánchez, técnico del Villarrubia, que apenas puede contar con 14 futbolistas disponibles para este choque. 
«Los jugadores lo van a dar todo en un partido muy complicado ante un equipo de muchísimo nivel», explicó Sánchez.