Piden otro procedimiento administrativo para la extracción de tierras raras

Efe
-

La plataforma Sí a la Tierra Viva solicita un nuevo procedimiento a la Junta que garantice la participación y transparencia en el proceso

La Plataforma Sí a la Tierra Viva ha pedido al Gobierno regional que se abra un nuevo procedimiento administrativo de explotación minera de tierras raras en Ciudad Real que garantice la participación ciudadana y la transparencia en el proceso. Así se contempla en las alegaciones presentadas por este colectivo a la Consejería de Agricultura al documento inicial de Quantum Minería para la explotación minera en la provincia de elementos químicos metálicos usados en la fabricación de alta tecnología, denominados tierras raras.
La plataforma pide que se abra un nuevo procedimiento administrativo que «garantice que la opinión de los ciudadanos afectados sobre el proyecto y la transparencia necesaria para conocer el 'auténtico calado' de esta nueva industria, que cambiaría definitivamente el modelo productivo y el tejido socioeconómico de su población». En las alegaciones, la plataforma cuestiona que el proyecto de explotación afecte solo a una superficie de 1.500 hectáreas de los términos municipales de Torre de Juan Abad y Torrenueva, ya que entre los planes de explotación y los de investigación autorizados, la superficie afectada asciende a 30.000 hectáreas de las comarcas del Campo de Montiel, Campo de Calatrava y Montes Norte.
Entiende que los tres primeros proyectos de explotación de tierras raras presentados a consulta previa, (Matamulas, Rematamulas'F1, Rematamulas F2, que afectan a los municipios de Torrenueva y La Torre de Juan Abad), deberían ser considerados junto con los otros para los que se han concedido permisos de investigación
Los permisos se han concedido a los proyectos son Mulas, Rematamulas 2, Bailones F1', 'Bailones F2, Siles y Cabeza del Buey, en Torrenueva, Torre de Juan Abad, Santa Cruz de Mudela, Alhambra, Membrilla, San Carlos del Valle, Valdepeñas, Manzanares y Moral de Calatrava. En este sentido, la plataforma advierte que «la estrategia de separar una gran superficie en varios proyectos para que parezca que hay un menor impacto ambiental, es típica en la industria minera y es comúnmente conocida como efecto rodajas de longaniza».
Califica de «preocupante» que la planta de tratamiento de minerales necesitaría más de 300.000 metros cúbicos de agua anuales, que procederían del embalse de La Cabezuela, del que se abastece a Valdepeñas y a la comarca del Campo de Montiel, y que no ha sido autorizado por la Confederación Hidrográfica del Guadiana.
Asimismo, considera que el documento presentado por Quantum Minería no establece un plan de contingencia para prevenir la contaminación rutinaria o accidental del pantano y que repercutiría en la fabricación de vinos, aceites y quesos de la provincia. Al respecto, aboga por que las organizaciones agrarias participen en la consulta, así como los elaboradores y transformadores de productos agrícolas, a través de las denominaciones de origen Valdepeñas, Queso Manchego y Aceite de Oliva Campo de Montiel.

Por su parte, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, confirmó ayer que «evidentemente, la Consejería tiene la competencia ambiental sobre las explotaciones que se plantean para la zona de Campo de Montiel» y aseguró que desde el Gobierno regional «se está trabajando con la plataforma, con las empresas, con los ayuntamientos, con los ciudadanos, para que toda esta información sea transparente y lo más fluida posible para que las cosas estén claras».
Desde la perspectiva del medio ambiente, indicó que la Junta tiene la obligación de hacer una evaluación de impacto ambiental para ver si ese tipo de explotaciones tiene algún tipo de incidencia sobre el medio ambiente, y por tanto «lo analizaremos con criterios exclusivamente técnicos teniendo en cuenta el medio ambiente y, desde luego y como parte final, la salud pública porque no puede ser de otra manera».