La Junta reparte 3,5 millones en ayudas a 143 proyectos de lucha contra la pobreza

Redacción
-

El consejero de Sanidad anunció que se apoyarán dispositivos de alojamiento de urgencia y centros de atención residencial para personas que viven una situación de vulnerabilidad

En Guadalajara se sirvió paella solidaria para recaudar fondos para la Asociación Síndrome de Down.

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, aseguró ayer que «Castilla-La Mancha lucha contra la pobreza con nuevas ayudas que superan los 3,5 millones de euros». Echániz anunció las ayudas a 143 proyectos de entidades públicas, no lucrativas y organizaciones de iniciativa social durante la paella solidaria celebrada en Guadalajara a favor de la Asociación Síndrome de Down de la provincia. El consejero estuvo acompañado por Mari Cruz Maestro, presidenta de Down Guadalajara; Ana Guarinos, presidenta de la Diputación de Guadalajara; Antonio Román, alcalde de Guadalajara; y Juan Pablo Sánchez, subdelegado del Gobierno en la provincia.
Echániz destacó que «las nuevas ayudas, representan un compromiso de la presidenta Cospedal con los más vulnerables, porque el Gobierno regional se esfuerza para estar al lado de los más desfavorecidos de Castilla-La Mancha, en especial de los niños».
Explicó que la Junta apoyará proyectos como  Dispositivos de Alojamiento de Urgencia y Centros de Atención Residencial para personas que viven una situación de vulnerabilidad y exclusión residencial. Su objetivo es cubrir necesidades personales básicas y facilitar el desarrollo de procesos de inclusión social que contribuyan a una mayor autonomía e integración.
A lo largo de esta semana se publicarán las propuestas de resolución provisionales a la concesión de subvención para la participación en estos proyectos de integración social del sistema público de servicios sociales.
Entre los proyectos se encuentra el de ‘Apoyo Social en situación de vulnerabilidad’, que gestiona Cruz Roja Española y que tiene como objetivo luchar contra la pobreza infantil y la exclusión social. A través de este proyecto se cubrirán necesidades básicas como la adquisición de productos farmacéuticos que hayan sido recetados, gastos de escolarización y algunos gastos derivados de la vivienda (recibos de luz, agua, gas, alquiler o comunidad).