Piden que Ciudad Real deje de ser donde más siniestros hay

HIlario L. Muñoz
-

CCOO y UGT urgen a recuperar los delegados territoriales y a que se mire lo que está ocurriendo más allá de las cifras

Piden que Ciudad Real deje de ser donde más siniestros hay - Foto: Tomás Fernández de Moya

«Algo estamos haciendo mal o se hace mal en esta provincia para que sea en la que más ha subido la siniestralidad en el año 2018». De este modo se refirió ayer el secretario provincial de UGT, Juan Jiménez, a la situación de Ciudad Real. Jiménez participó junto al secretario provincial de CCOO, José Manuel Muñoz, y delegados sindicales de ambos partidos en un acto en recuerdo a las seis personas que perdieron la vida el año pasado en sus puestos de trabajo, en la provincia según las estadísticas de siniestralidad. En la protesta, donde se leyó un manifiesto, se recordó que Ciudad Real tuvo un 6,4 por ciento más de siniestralidad respecto al año 2017.
En cifras esto implica que durante 2018 ocurrieran 6.783 accidentes sin baja, 153 más, y 4.997 con baja, 391 más. Además la distribución de esas seis muertes es de «cuatro en el sector servicios, una en la agrícola y otra en la industria». «La mayoría de los accidentes que se han producido con baja han sido en servicios, 2.347, y en la construcción. 1.018», dijo Muñoz, quien considera que esto es debido a la precarización que está habiendo en estos sectores con contratos «muy precarios y con muchos contratos de trabajo». De hecho argumentó que las contrataciones «no tienen una vida superior a siete días», lo que conlleva «una inexperiencia y una falta de formación» derivada de «un mercado laboral que está roto y hecho trizas» que da como consecuencia estos datos de siniestralidad.
El secretario provincial de CCOO reclamó que es necesario además superar estas cifras porque, como ha ocurrido en las últimas semanas en la provincia, existen muchos accidentes laborales de autónomos que no existen en las estadísticas oficiales. «Debe haber una regulación para que estos trabajadores que, por la precariedad del mercado laboral y la situación en este país de poco trabajo, hayan decidido emprender una aventura empresarial», dijo Muñoz. Se trata de trabajadores que «están desprotegidos al realizar determinados trabajos». Por este motivo «no hay que mirar estadísticas sino la situación que se está viviendo en el mundo real». Como otro ejemplo de estas situaciones, Muñoz recordó que «está habiendo un aumento de los accidentes por infarto» fruto de «un mercado laboral que cada vez estresa más a las plantillas y con una inestabilidad total».
Para dar la vuelta a estos datos, los sindicatos reclamaron tres medidas claves de cara a los gobiernos que salgan tras las próximas elecciones municipales y entidades. Así, en primer lugar, realizaron una llamada a las mutuas para «ser garantes de las cuestiones laborales por enfermedad o accidente», ya que «no pueden cubrir a empresarios que no actúan bien ni ser perseguidores de trabajadores», comentaron. Además solicitaron que se recupere la figura del delegado territorial y los encuentros entre sindicatos y empresarios que dieron buenos resultados. Por último reclamaron «revertir las reformas laborales que han precarizado el mercado de trabajo».
 


Las más vistas